Política Suscriptores
Información oficial en la emergencia sanitaria.

Falsa calma

La gestión de la información oficial en la emergencia sanitaria es un elemento clave en el combate contra la pandemia. Sin embargo, subsisten problemas metodológicos que afectan la calidad de lo que se divulga y también, por cierto, decisiones políticas.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, en la sede del Msp en ocasión de recibir los kits de diagnóstico de coronavirus de la OMS / Foto: adhoc, Javier Calvelo

Asumir que el nuevo coronavirus (Sars-CoV-2) circula libremente en la
comunidad, como lo hizo el gobierno el lunes 30, es reconocer que cualquier
persona puede enfermar de covid-19, tarde o temprano. Significa, también, que
el Estado debe profundizar la vigilancia epidemiológica para frenar el ritmo de
contagio y evitar que un aluvión de enfermos sature el sistema de salud. En
este contexto, la gestión de la información que el gobierno divulga en plena
crisis sanitaria es clave para que la comunidad científica y médica analicen la
efectividad de las medidas sanitarias, proyecten lo que cabe esperar en los
próximos meses y propongan correctivos a la estrategia gubernamental, si
entienden que es necesario. Sin embargo, cada vez más voces remarcan que están
accediendo a datos oficiales parci...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Las consecuencias de la estrategia sueca contra el coronavirus

El modelo que no fue

La oposición política a Bolsonaro frente a la catástrofe sanitaria.

En la ventana