Política Suscriptores

Flashes de otros tiempos

La calle Nimes tiene cosas fuera de lo común. Su largo total es de 50 metros, o capaz que menos, pero en ella nacieron el prestigioso club La Rinconada de baby fútbol y el “Ñato” o “Gallego” Eleuterio Fernández Huidobro, bandido urbano o justiciero en la década del 70, que fue idolatrado por la mayoría de los vecinos al ser “el pibe del barrio”.

Foto: María Inés Hiriart

 

La calle Nimes tiene cosas fuera de lo común. Su largo total es de 50 metros, o capaz que menos, pero en ella nacieron el prestigioso club La Rinconada de baby fútbol y el “Ñato” o “Gallego” Eleuterio Fernández Huidobro, bandido urbano o justiciero en la década del 70, que fue idolatrado por la mayoría de los vecinos al ser “el pibe del barrio”. Era el Buceo norte, zona de clase media baja y ambiente espeso. Había tantos afros y conventillos como en Palermo y repicaba fuerte Añoranzas Negras, la comparsa de Belgrano y Buceo, con negros más salvajes y más puros que los de Cua­reim, comercializados por los Páez Vilaroses y usados por los políticos colorados. El Ñato era amigo de los negros de los conventos de Magariños Cervantes, que vivían fuera de la civilización occidental y l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente