Política Suscriptores
Las metástasis del secreto del terrorismo de Estado.

En el fondo del placar

El gatopardismo en la política sobre violaciones a los derechos humanos en dictadura ha hecho estragos a diferentes niveles. Un supuesto compromiso con las orientaciones oficiales ha justificado prácticas de ocultamiento de información, compartidas incluso por militantes de organizaciones de derechos humanos. Los afectados son la verdad y la justicia.

Foto: Fernando Pena

La primera denuncia judicial contra militares uruguayos fue formulada en los estertores de la dictadura por Enrique Rodríguez Larreta el 12 de abril de 1984, por los delitos de tortura, muerte, secuestro y desaparición forzada. Los denunciados eran los miembros de la patota que operó en Automotores Orletti, la base clandestina del Cóndor en Buenos Aires, encabezada por José Gavazzo. Esta causa inicial fue, naturalmente, archivada por orden del presidente Julio María Sanguinetti en aplicación de la ley de caducidad. Después de largos vericuetos, los denunciados fueron finalmente procesados por el juez penal Luis Charles en setiembre de 2006.

De modo que, por delitos cometidos 30 años antes, en 1976, los primeros militares encarcelados fueron castigados 22 años después de haber sido denun...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Segundo informe sobre detenidos desaparecidos

Buscarlos en todas partes

Política Suscriptores
Siete años después del último hallazgo, la tierra volvió a hablar.

Una aguja en un pajar

Política Suscriptores
La renuncia de Familiares al Grupo por Verdad y Justicia.

Hasta acá llegamos