Mundo Suscriptores
Geopolítica e industria armamentista en Afganistán

Ganar y perder en Kabul

Llegaron para imponer el caos y se retiraron reforzando ese mismo caos: tras 20 años de ocupación militar, Estados Unidos y sus socios de la OTAN dejaron Afganistán en una situación crítica en lo político y social.

Talibanes montan guardia armada en Kandahar, Afganistán, el 1 de setiembre Afp, Javed Tanveer

El movimiento talibán, la principal excusa para desatar una guerra que les costó la vida a más de 200 mil afganos y afganas, nunca dejó de existir en estos 20 años de ocupación. Es más, en las últimas semanas desencadenó la debacle del gobierno afgano y sus fuerzas militares hasta llegar a Kabul, la cual tomó sin casi gastar cartuchos.

Si existe un fracaso estadounidense en Afganistán, se pudo observar con claridad en los últimos días. El «plan de evacuación» diseñado por el Pentágono fue una secuencia de horas de pánico, locura y descontrol en la que hombres y mujeres que habían colaborado con las fuerzas extranjeras, ONG y delegaciones diplomáticas se amontonaron en el aeropuerto internacional de la capital, intentando treparse a los aviones que el martes pasado apagaron sus motores....

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Veinte años de guerra al terrorismo

La exportación del miedo

Con la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA)

«Ninguna fuerza de ocupación construye un país mejor»

Afganistán y la economía mundial de la guerra

El botín de la conquista

Mundo Suscriptores
Las razones de Estados Unidos para irse de Afganistán

Que 20 años es mucho