Mundo Suscriptores
Las razones de Estados Unidos para irse de Afganistán

Que 20 años es mucho

Washington y sus aliados salen a tropezones dos décadas después de que irrumpieron. Aunque esta es la semana de las recriminaciones, la decisión de Joe Biden tiene el sustento de la mayor parte de la opinión pública estadounidense.

Soldados talibanes montan guardia en una carretera de Kabul, el 16 de agosto afp

En setiembre de 2001, tras los ataques que demolieron las torres del World Trade Center y un quinto de la fachada del Pentágono y mataron a unas 3 mil personas, el entonces senador demócrata de Delaware Joe Biden apoyó la decisión del presidente republicano, George W. Bush, de ir a la guerra. Ya entonces, Biden afirmó que sería una campaña de largo plazo que demandaría persistencia y una colaboración inteligente con los afganos.

En 2001, en algunas partes del mundo, los avionazos en Nueva York y Washington DC eran ovacionados como goles del seleccionado nacional cada vez que en las pantallas de televisión se difundían las imágenes catastróficas. No obstante, Estados Unidos contó con el respaldo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de países de otras regiones para...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Veinte años de guerra al terrorismo

La exportación del miedo

Con la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA)

«Ninguna fuerza de ocupación construye un país mejor»

Mundo Suscriptores
Geopolítica e industria armamentista en Afganistán

Ganar y perder en Kabul

Afganistán y la economía mundial de la guerra

El botín de la conquista