“Hay que debatir sin anteojeras” – Brecha digital
Destacados Suscriptores

“Hay que debatir sin anteojeras”

Como un pulpo con los tentáculos extendidos, la OPP que dirige el socialista Álvaro García viene succionando datos para reforzar los controles del gobierno de Tabaré Vázquez sobre las empresas públicas, las intendencias y los municipios. Ahora tiene los ojos clavados en la nuca de los gerentes de ANCAP, a quienes considera que hay que monitorear de forma permanente.

Fotos: Juanjo Castell

—Este primer año de gobierno de Tabaré Vázquez fue turbulento para el Frente Amplio (FA): esencialidad en la educación, debate presupuestal, capitalización de Ancap, incumplimientos de Venezuela, caída en la aprobación del gobierno... ¿Usted qué conclusiones saca?

—Todo primer año de gobierno en Uruguay tiene sus bemoles con el tema presupuestal. El año pasado no escapó a ello. Pero desde el punto de vista de la Opp fue muy positivo. Lo que nos habíamos planteado al principio, que era darle continuidad a dos líneas históricas: la descentralización y el control y evaluación de la gestión, lo hemos logrado. Pero además avanzamos fuerte en temas nuevos, como la planificación, la transformación productiva y la competitividad. En todas las áreas se avanzó, con correcciones y énfasis, princip...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?