Intentando ver la luz – Brecha digital

Intentando ver la luz

“Solamente porque entiendo que mi artículo inicial fue mal comprendido, y bajo el objetivo de clarificar al lector cuál era mi aporte y colaborar en un mejor entendimiento de la relación entre el programa Ute Premia, la inflación y los salarios, agradezco la posibilidad de publicar las siguientes puntualizaciones.”

Confieso que leí la respuesta de Martín Sanguinetti sobre el tema Ute Premia con cierta perplejidad. Mi artículo, que más que polemizar en un debate buscaba aportar algunas precisiones técnicas, y que incluso creía de buena fe que podía colaborar en afinar los elementos que se manejan para criticar el Ute Premia, terminó transformándose, en el marco de su respuesta, en otra cosa. En la nota se me asignan algunas afirmaciones que no realicé, para luego refutarlas, estableciéndose de esta forma un extraño debate. Solamente porque entiendo que mi artículo inicial fue mal comprendido, y bajo el objetivo de clarificar al lector cuál era mi aporte y colaborar en un mejor entendimiento de la relación entre el programa Ute Premia, la inflación y los salarios, agradezco la posibilidad de publicar las siguientes puntualizaciones.

 Sobre UTE premia y la inflación anual

Mi objetivo fundamental era precisar el impacto del Ute Premia sobre la inflación anual. Las ideas que intento trasmitir son las siguientes:

  1. El efecto de este programa sobre la inflación anual es neutro en los años intermedios de aplicación. Esto sucede porque Ute Premia tiene dos efectos: uno al alza en enero y otro a la baja en diciembre. Dichos efectos contrapuestos se anulan cuando se analiza todo el año.
  2. La comparación de la inflación acumulada enero-noviembre con la inflación anual es tramposa para evaluar el impacto de Ute Premia sobre la inflación, porque en el primer dato aparece solamente el efecto al alza de enero, mientras que en el segundo aparecen ambos efectos (el de enero y el de diciembre).
  3. Derivar de dicha comparación –que sugiere que sistemáticamente todos los años el gobierno genera una inflación anual “falsa”– que los salarios se ajustan menos que lo que se ajustarían sin esta política es incorrecto.

 

Sobre Ute Premia y el ingreso de los trabajadores

  1. De las anteriores constataciones no se desprende que sea incorrecto afirmar que Ute Premia perjudica a trabajadores y a quienes reciben transferencias contributivas y no contributivas. Tampoco que Ute Premia tiene un efecto neutro sobre el salario.
  2. Es más, es posible plantear, como escribía en mi artículo anterior, “que la eliminación de Ute Premia, o el corrimiento del programa para otro mes del año, tendría un efecto positivo sobre el ingreso de los trabajadores” y que “también podría llegar a sostenerse que el mantenimiento del programa en las mismas condiciones hace ‘persistir en el tiempo’ la pérdida por la menor corrección salarial de 2012”.1
  3. Finalmente, el ejemplo del programa “Ute Castiga”2 que planteé en el blog es una broma para mostrar una paradoja (lo llamé “el maravilloso y osado programa Ute Castiga” con el propósito, ahora entiendo infructuoso, de mostrar precisamente que era en broma). Acepto que quizás no sea muy graciosa, pero aclaro que nunca quiso ser una propuesta real de política económica. n

 

* Economista, trabaja en Ute.

  1. En el blog penillanura.wordpress.com se encuentran algunos gráficos que profundizan estos aspectos, que además presentan el mismo desarrollo que el ejercicio que presenta Sanguinetti en su posterior artículo.
  2. El hipotético programa “Ute Castiga”, al revés que el Ute Premia, impondría un sobrecosto en la factura de diciembre, que además iría creciendo año a año (el primer año 300 pesos, luego 500 pesos, luego mil…).

 

Artículos relacionados