Cultura Suscriptores

La eterna simpatía por el diablo

Charles Manson está de vuelta (o nunca se fue)

Foto: Afp

Los nuevos proyectos cinematográficos de Quentin Tarantino y David Fincher, con estrenos previstos para el año próximo, vuelven a colocar a Charles Manson en la primera plana de la cultura popular, algo que no ha dejado de ocurrir desde fines de los años sesenta.
 “Todos dicen que no sos bueno
porque, Charles, no hacés,
no hacés lo que ellos creen que deberías”
Charles Manson, “People Say I’m No Good”.
 La figura de Charles Manson (1934-2017) ha ejercido una particular fascinación en el mundo de la cultura y el espectáculo desde su salto a la fama a fines de los años sesenta, instalándose en un punto impreciso entre el encanto y la repulsión. Manson es, bien o mal, un ícono pop. No fue el líder sectario más influyente (Osho, por ejemplo, lo supera en alcance) ni el asesino más prolífi...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Estela Magnone presenta disco

Magnas canciones

Acerca del trabajo de Evan Parker y su último disco, Work in Progress1

Puede ser diferente

Las políticas culturales en la ley de presupuesto

Quién sabe

Suena la Orquesta de las Mil Melodías1

Un, dos, tres, ¡va!