La guerra muda – Brecha digital
Cultura Suscriptores

La guerra muda

Se cumplen 150 años de la Guerra del Paraguay. Fue una pelea larga, la primera guerra “moderna” en el continente. Tiene además todos los elementos que propician el mito. Pero también fue olvidada, vergonzante, oculta. Todavía late como un muñón enquistado en la memoria, y espera ser contada.

Campamento en Curuzú, 1866. Pintura de Cándido López, el soldado pintor

Hace 150 años, en diciembre de 1864, la Campaña de Mato Grosso daba inicio formal a la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay. Salvador Neves recordaba hace poco en “La partera de la historia” (Brecha, Contratapa, 14-XI-14) los episodios que hicieron detonar ese conflicto trágico cuando, en la primavera de aquel año, Brasil invadió Uruguay, tomó la villa de Melo, y el barón de Tamandaré apostó su flota en el río Uruguay y bloqueó los puertos de Paysandú y Salto. La cancillería paraguaya ya había advertido que acciones de ese tipo serían consideradas “como un atentado contra el equilibrio de los estados del Plata”. Con un ejército moderno y mejor que el imperial brasileño, Francisco Solano López invadió en diciembre la provincia de Mato Grosso y declaró una guerra que no se explica, si...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?