Cultura Suscriptores
Cuentos completos de Ricardo Piglia

La magnitud de una obsesión

Hasta su último día, el escritor argentino trabajó afanosamente en la edición milagrosa de este libro. Un artefacto deforme, inacabado y, por lo tanto, vivo.

En el museo MALBA de Buenos Aires, 2011 Afp, Daniel García

Primera conclusión: para leer hay que aprender a estar quieto. Chocolate por la noticia. En el final de las 800 y pico de páginas de sus Cuentos completos, editados por Anagrama, Ricardo Piglia llega a esa revelación con una sonrisa en la comisura de los labios. Si llegaste hasta acá, parece decirnos, entenderás que esto no es exactamente una broma. Es la vida.

Diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica, Ricardo Piglia (1941-2017) se pasó buena parte de sus últimos años trabajando afanosamente en un plan de publicaciones. Uno de los ítems centrales de esas instrucciones para el futuro, apuntadas en persona o por correo electrónico a sus editores, era la edición de un volumen que reuniera todos sus relatos. «A pesar de las limitaciones progresivas que le imponía la enfermedad, lle...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Tamara Kamenszain (1947-2021)

Demasiado familiar para tanta lejanía

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Selva Almada

El monte animado

Primera novela de Paula Rodríguez

Tirarle un muerto

Cultura Suscriptores
Biografía de Alejandra Pizarnik, redux

Debajo estoy yo

Cultura Suscriptores
Un recorrido por la trayectoria de Horacio González (1944-2021)

El lector discutiente y las peloteras del espíritu