Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Líder de la extrema derecha en Colombia y opositor al acuerdo de paz con las FARC, Uribe es el primer exmandatario de ese país en ser detenido por la Justicia. A pesar del apoyo que recibe del gobierno de Iván Duque, los profusos vínculos de su entorno con el paramilitarismo y los escándalos que rodean sus gobiernos lo han puesto bajo la mira de los tribunales.

El expresidente colombiano Alvaro Uribe Vélez en la Corte Suprema de Justicia en Bogotá el 8 de octubre de 2019. Xinhua, John Paz

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó, el 4 de agosto, la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Se lo investiga por supuesto fraude y soborno de testigos en un proceso vinculado a escuadrones paramilitares de la ultraderecha.

La situación carece de precedentes: nunca antes un tribunal colombiano había ordenado la privación de libertad de un expresidente. Mientras tanto, en los pasillos y salas de la Corte se decide si Uribe será acusado y se lo llevará a juicio o si, por el contrario, el caso quedará, como suele ocurrir, archivado. Debe tenerse en cuenta que, más allá de que Uribe es el mentor del actual presidente colombiano, Iván Duque, ejerce, además, como senador de la república y es el líder indiscutible de los sectores conservadores más fundamental...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados