La otra Callas

En cartelera: “Maria by Callas”

Maria by Callas

Es sumamente interesante que un documental centrado en una figura única vertebre su relato casi exclusivamente en la voz de esa misma persona. Cartas escritas por la misma Maria Callas (leídas por la actriz Fanny Ardant desde una voz en off), entrevistas (principalmente, la que le hizo David Frost, incisivo periodista británico), así como abundantes materiales de archivo, de los cuales fueron principalmente destacadas sus prodigiosas interpretaciones operísticas, pero en los que también se la ve en momentos clave de su vida pública y privada, quizá sean una vía posible y legítima de describir la personalidad y el devenir vital de un personaje. La gran excepción a este abordaje tiene lugar al comienzo, cuando la profesora y mentora Elvira de Hidalgo la describe como una estudiante absolutamente portentosa, un fragmento inmejorable, al que seguramente al realizador Tom Volf le hubiera costado mucho renunciar.

Pero es en el registro personal y autodescriptivo que el documental logra quitarle a la cantante su perfil de celebridad, de diva del jet set, y pasa a presentarla como la mujer que era, con su firmeza y su fuerza de voluntad, pero, asimismo, con sus vulnerabilidades, sus problemas y sus miedos. Se descubre una muchacha que se abrió camino luego de haber crecido en una familia modesta y disfuncional, que a los 13 años se hizo pasar por una chica de 17 para entrar en el Conservatorio Nacional de Atenas. Cuando mayor, tomaría las decisiones que la convirtieron en una mujer sumamente moderna para su momento. A los 35 años, se divorció de su marido, tras involucrarse en un affaire con Aristóteles Onassis, en un escándalo mediático de gran magnitud, que no logró alterar su carácter ni sus convicciones.

Pero los medios y la opinión pública tampoco le perdonaron ni muchos de los deslices que sí se les permitían a los cantantes hombres, ni algunas de las cancelaciones de sus shows (debido a resfriados u otros problemas de salud), ni su declive vocal en la década del 60, que ocasionaron reacciones negativas desmesuradas. Como bien dice en un momento clave, “siempre hay algún enemigo esperando tu momento de debilidad”, y, para una persona tan autoexigente como Callas, estas críticas fueron devastadoras.

Lo más notable de este documental es su poder de sugerencia en cuanto a la distancia entre lo que era una mujer moderna, ejemplo a seguir para muchas, y lo que podría ser una el día de hoy. En el discurso de Callas pueden verse múltiples referencias a su dependencia, a su necesidad de “completarse” con un hombre. Ella señala específicamente que, para una mujer, no existe nada más importante que tener un hombre y hacerlo feliz. En un tramo sorprendentemente ilustrativo de una forma de pensar y sentir imperantes, ella habla de haber creído en el mito del príncipe azul y de lo mal que le hizo el hecho de colocar a su pareja en un pedestal. Subraya que podría haberse ahorrado sufrimientos si no hubiera tenido ese nivel de exigencia respecto del hombre ideal, algo sumamente interesante si se tiene en cuenta que su pareja era un multimillonario del porte de Onassis, quizá de lo más parecido (al menos en términos adquisitivos) a ese “príncipe” que muchas anhelaban.

*     Maria by Callas. Francia, 2017.

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Buen Cine, portal uruguayo de películas

Un nuevo videoclub

Fourteen, de Dan Sallitt, en el ciclo Cinemateca te Acompaña1

De la amistad salir ilesos

Cultura Suscriptores
Ennio Morricone (1928-2020).

Mentiras honestas y brillantes