Largó el posastorismo – Brecha digital

Largó el posastorismo

Al desnudo quedó la ríspida interna del bloque luego de que se divulgara el diagnóstico que el director de Aduanas, Enrique Canon, hizo del FLS. Otros cortocircuitos públicos han puesto en cuestión el funcionamiento del bloque. El ex diputado del Nuevo Espacio Horacio Yanes entiende que llegó la hora de discutir la “viabilidad” de esta alianza.

Astori por Ombú.

La interna está que arde. El Frente Liber Seregni (Fls), la alianza de centroizquierda que fundó Danilo Astori en 2009, presenta una débil organización cupular y corre el riesgo de resquebrajarse, según algunos dirigentes. El bloque está integrado por Asamblea Uruguay (AU), la Alianza Progresista (AP), el Nuevo Espacio (NE) y Banderas de Liber (Bdl). “Vamos a ser francos: hay una estructura formal en el Fls que no funciona. Y si se siguen dando hechos consumados y declaraciones que no sabemos quién las decide, tendremos que mirar para afuera del Fls, porque a los ponchazos no nos llevan”, advierte el ex diputado Horacio Yanes al ser consultado por Brecha.

El malestar de este dirigente, actual director de Desarrollo Económico de la Intendencia de Canelones, se arrastra desde la campaña electoral: “Planteé al Nuevo Espacio la necesidad de rediscutir la alianza con el Fls, porque nació como un proyecto político, pero en algún momento se pinchó y se transformó en un acuerdo electoral. En algunos casos sirvió, pero claramente no fue exitoso en Montevideo, en Canelones ni en Maldonado. Y a toda vista está que hoy no existe un liderazgo claro dentro del Fls”. Tampoco comparte la estrategia del bloque de polarizar con el Mpp para posicionarse políticamente a nivel nacional. Los órganos de conducción, la ausencia de debate ideológico, el liderazgo “elitizado” y la descoordinación en algunos departamentos del Interior durante 2014 son algunos de los problemas en los que coin-ciden los dirigentes consultados por Brecha. A comienzos de este año se abrieron del Fls el dirigente sindical Richard Read y el ex director de Políticas Sociales del Mides Andrés Scagliola.

MÍSTER MÚSCULO. El bloque político, coinciden varios líderes, necesita fortalecer su “musculatura”. Así responde el diputado Óscar de los Santos (AP): “Sí, es necesario darle un poco más de musculatura. Nuestro sector está para consolidar el Fls, pero en la perspectiva de que cada uno preserve sus señas de identidad”. Otros dirigentes son más explícitos y temen que el bloque se convierta en una ampliación de Asamblea Uruguay. A eso contribuiría la actual dirección del Fls, compuesta por 15 miembros en función de los resultados de las elecciones nacionales. “¿Pretenden que haya un frente político que funcione cuando en la mesa del Fls hay una amplia mayoría de Asamblea Uruguay? Si para algunos ser miembro del Fls implica ser seguidor de la 2121, ese no es mi caso”, afirma Yanes.

En las elecciones del año pasado el Fls perdió 90 mil votos con respecto a 2009, y su bancada se redujo de cuatro a tres senadores. Pero mientras a nivel del Senado los sectores acordaron la presentación de una lista común que encabezó Astori, no sucedió lo mismo en la Cámara de Representantes. En Montevideo, por ejemplo, la 2121 presentó una lista propia y obtuvo tres diputados (Berta Sanseverino, Carlos Varela y Alfredo Asti), mientras que la 99738 se presentó por separado y obtuvo un diputado (Fernando Lorenzo). En Canelones, en tanto, el Fls mantuvo dos diputados, pero ambos de la 2121. Por tanto, Yanes, de la 99738, no renovó su banca. Y eso dejó heridas: “No vi a los compañeros de AU, tan enamorados del Fls, coordinar en Canelones. Con la 738, estuvimos cinco años intentando que funcionara el Fls y ni siquiera pudimos acordar delegados circuitales comunes con AU”.

En cambio, para el diputado canario José Carlos Mahía (AU) el Fls tiene una “buena línea de relacionamiento y coordinación” pese a que existan disonancias personales en temas puntuales. Y enmarca de esta forma: “Lo que está pasando en la izquierda es que estamos comenzando a vivir un cambio de época. Eso se refleja en los temas de la agenda, en el relacionamiento histórico con la sociedad civil y en la renovación generacional. Cuando empiezan a pasar esos procesos se dan ciertos grados de confrontación, discordia, malos entendidos, que son propios del nacimiento de nuevas épocas”.

AL DESCUBIERTO. Lo cierto es que la interna del Fls quedó expuesta luego de que el director de Aduanas, Enrique Canon, realizara un resumen de lo sucedido el 17 de octubre en el Plenario Nacional del bloque. Por error, Canon envió sus impresiones por e-mail a unos 300 contactos de Banderas de Liber, entre los cuales estaban dirigentes de los otros sectores. En el correo, divulgado por El País una semana después, Canon sostiene que AU “se cae para afuera”; que la “monarquía Michelini” –en referencia a los hermanos Rafael y Felipe Michelini– está “adentro pero con poco”; y que la Alianza Progresista de Nin Novoa y De los Santos “no existe ni para adentro ni para afuera”. Acerca de Astori, cuenta que “comió solo”, alejado de los delegados del Interior que almorzaron en el local de La Huella de Seregni (“Todo dicho, nada nuevo”, agregó). Deseó que Astori dure “muchos años como ministro”, pero “como político deje paso a otros”. Contó también que el discurso del ministro estuvo “libretado” por “el Tano”, en referencia al publicista Esteban Valenti, mano derecha de Astori. Canon cuestionó también la ausencia en la reunión de “casi todos los colgados del aparato del Estado”, a quienes calificó de “canallas”. Y elogió a Banderas de Liber por llevar a la mitad de los asistentes. Tras la polémica, Canon renunció a la mesa del Fls. Y puso también su cargo a disposición en Aduanas, pero Astori no lo aceptó.

Los comentarios de Canon tensaron aun más la relación entre los sectores, al punto que algunos astoristas ven señales de agotamiento con Banderas de Liber. “El astorismo somos sólo nosotros…¿Vieron?”, escribió el edil Claudio Visillac en una red de correos de uso restringido de la 2121, según publicó ayer Búsqueda. Algunos astoristas calificaron allí lo sucedido como una “epidemia de perfilismo” a la que habría que “aplicar rifle sanitario”. La senadora Daniela Payssé agregó que el Plenario salió “carísimo” (también le costó la renuncia al director de Educación, Juan Pedro Mir) y que el e-mail de Canon fue una “bajeza”. Y arremetió contra Banderas de Liber: “siento que el espacio de convivencia con esa gente se me terminó. Es el mensajero y los receptores… Este mensaje fue enviado a un grupo que era afín a esos comentarios”.

En los últimos días el astorismo sufrió otro cortocircuito, ahora con Alianza Progresista. De los Santos, líder del sector, se desmarcó de una declaración del Fls que cuestionaba al Secretariado del Frente Amplio por respaldar la gestión de Ancap. El Fls “no tomó posición en ninguna reunión sobre este tema” ni “tenemos voceros oficiales”, declaró este lunes a La República. “Los únicos voceros son los voceros de los sectores… nadie puede asumir esa vocería estando los sectores”, agregó. El Secretariado del FA había emitido la semana pasada un comunicado de respaldo a la gestión de Ancap que cayó mal en Asamblea Uruguay, porque sus referentes no fueron consultados. Es que tanto Astori como el ex ministro Fernando Lorenzo habían cuestionado la gestión de Raúl Sendic en el ente petrolero cuando concurrieron a la comisión investigadora del Senado. Consultado por Brecha, el ex intendente de Maldonado sostuvo que “hay cuestiones que coordinamos y tenemos una opinión común en el Fls, pero hay otras en las que no, porque cada sector tiene su propia representación en los órganos del FA. Y eso es absolutamente legítimo. Tenemos nuestras propias señas de identidad y hay que tomarlo con naturalidad. No estamos armando un partido único, sino una coalición”.

REORDENAR. Con la mira en la reorganización del Fls, Valenti, alma máter del bloque, explicó a Brecha las cuatro “señales” que recogió del Plenario Nacional. La primera es que “todo el mundo reclamó que exista un funcionamiento más orgánico, permanente, variado, para que efectivamente funcionen los órganos del Fls”. La segunda señal es “reforzar los espacios en cada departamento del Interior”, tomando como ejemplo a Río Negro, donde fue electo el diputado Constante Mendiondo con el respaldo de todo el Fls. La tercera señal fue que el Plenario “demostró que es muy grande la afinidad ideológica y programática (del bloque), aunque existan diferencias políticas”. La última señal es la cantidad de figuras jóvenes que participaron, si bien advierte que “el recambio se lo tienen que ganar”.

Horacio Yanes, que también asistió al Plenario, se muestra sorprendido con estas conclusiones: “No sé dónde discute estas cosas Valenti ni en representación de qué sector. Valenti, y algunos más, tiene una estrategia personal bajo el sello Fls. No escuché a ninguna figura de primer nivel plantear nada de eso, muchos ni siquiera estuvieron”. Pero sobre todo, cuestiona los posicionamientos públicos del bloque: “Todos esos comunicados de prensa del Fls y esas reuniones fictas a mí no me representan. Lo que está en el fondo, pensamos muchos, es que esas reuniones no son democráticas ni representativas”.

Con todo, Valenti tiene en mente tres objetivos para el Fls: fortalecer su “musculatura”, formar un “frente social” y reflotar una usina de debates llamada Ideas. “Queremos crear un frente social –dice–, que no sea sólo sindical, porque sería muy restrictivo, sino que incluya a Ong, cooperativas y organizaciones barriales, ya que toda la parte social del Fls está muy desatendida.” En ese marco, explica las invitaciones a Antonia Yáñez, al dirigente sindical Fernando Gambera y al ex presidente de la Fundación Winners José Pedro Ribas. Convertido al islam y hermano del ex DT de Peñarol, Ribas montó la fundación para ayudar a personas humildes a través del fútbol. En las departamentales operó como una suerte de “puntero” de Daniel Martínez en la periferia, acompañándolo en sus recorridas por varios asentamientos. En el e-mail de Canon se lee que Ribas “trajo a los cante” al Plenario, en alusión a que presentó a cinco referentes sociales que militan en los asentamientos. En el video subido a la web del Fls se puede ver cómo fueron presentados por Ribas: “Pelusa, la heroína del cante”; Gladys, que “recorre todas las radios comunitarias”; Ana Laura, “cuadripléjica que escribió 500 poemas”; Nora, de la radio Utopía de Colonia Nicolich; y el “pastor Manzana”, de la Iglesia Evangélica, que “dejó la cárcel y la droga” para “recuperar a mil niños del Borro”.

Pese al rechazo que genera en algunos referentes, al Fls se lo suele encasillar como un espacio “socialdemócrata”, ubicado cerca del centro del espectro político. El Partido Independiente insiste en pulir las coincidencias con representantes de la centroizquierda que están en los partidos tradicionales, y no duda en señalar con el dedo al bloque que lidera Astori. “Hay tal enredo de luchas políticas, personales y de confusiones ideológicas en el Fls –dice Yanes– que lo mejor hubiera sido discutir este año para adentro de cada sector antes que intentar consolidar la herramienta. Porque si a un metal cuando lo estás forjando lo apurás, lo podés terminar quebrando.”

[notice]

La sub 50

Recambio programado

El parrillero de la casa del intendente de Canelones, Yamandú Orsi, fue escenario de una segunda reunión de camaradería de dirigentes jóvenes con aspiraciones a protagonizar el recambio generacional del FA (la primera reunión, a instancias del subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, se realizó a mediados de año en su casa de Malvín). Esta vez, además del anfitrión, concurrieron los diputados Alejandro Sánchez (Mpp), Óscar Andrade (Pcu) y José Carlos Mahía (AU), el viceministro Pablo Ferreri (NE) y el intendente Daniel Martínez (PS). No pudieron asistir, pero estaban invitados, los socialistas Álvaro García y Gonzalo Civila, así como el vicepresidente Raúl Sendic. El objetivo es coordinar la sucesión de los tres líderes históricos del oficialismo (Mujica, Astori y Vázquez) de una forma ordenada y manteniendo el amplio abanico de sectores que hacen del FA un partido catch-all. “No es nada orgánico ni discutimos una plataforma programática, sino que es un espacio informal que busca fortalecer la unidad frenteamplista, porque sabemos que somos la generación del relevo”, admitió a Brecha uno de los participantes. Con la excepción de Martínez, representante de la generación 83, un poco más veterano, el resto se autodefine como miembros de la “sub 50”. ¿Y por qué no invitaron mujeres? “Sí, ese es un debe. Es un gran problema que tenemos en el FA”, admite uno de ellos.

[/notice] [notice]

El recambio en el FLS

Asoman figuras

El recambio de figuras en el Fls presenta varios desafíos. Durante el gobierno de Mujica todo hacía pensar que los principales elementos de renovación no saldrían de la 2121 sino del Nuevo Espacio (Fernando Lorenzo) y la Alianza Progresista (Óscar de los Santos). Pero ambos quedaron golpeados: Lorenzo por el affaire Pluna y De los Santos por la derrota en Maldonado. Aunque De los Santos sigue “piloteando” la AP, no pocos creen que su objetivo es arrebatarle la Intendencia a Enrique Antía en 2019. Además de Rodolfo Nin Novoa –que parecía que se retiraba a su casa hasta que Vázquez lo nombró canciller–, están la ministra Liliam Kechichián, Jorge “Chileno” Rodríguez y el ex ministro Héctor Lescano. Las apuestas jóvenes, sin embargo, serían el director de Políticas Sociales del Mides, Matías Rodríguez, y el prosecretario Juan Andrés Roballo, por ahora de muy bajo perfil. Lo que no está claro es el rol que jugará otro dirigente del Partido Demócrata Cristiano: Álvaro Vázquez, hijo del presidente de la República. En el caso del NE, la “caída” de Lorenzo movió todos los focos de luz hacia Pablo Ferreri, actual subsecretario de Economía. En AU se visualiza que las dos principales figuras de recambio serán el diputado José Carlos Mahía y el inspector de Trabajo Gerardo Rey, aunque no descartan al diputado Carlos Varela.

[/notice] [notice]

La presidencia del FA

La tradicional danza de nombres para presidir el FA a partir de 2016 volvió al ruedo. A los rumores de que el ex presidente Mujica podría candidatearse –extremo que Brecha no pudo confirmar ni desmentir–  se suma el hecho de que, en realidad, en su entorno ya se manejan otros nombres: el senador Marcos Carámbula (1001), el ex legislador Roberto Conde (PS) y el ex subsecretario de Salud Pública Miguel Fernández Galeano.

[/notice]

Artículos relacionados