Destacados Suscriptores

Las dos almas de las izquierdas

In extremis, la izquierda radical catalana decidió acordar con la coalición Juntos por el Sí para constituir un gobierno que ponga en marcha el camino hacia su independencia de España. A cambio obtuvo que quedara a un lado Artur Mas, el anterior presidente catalán símbolo de las políticas de ajuste aplicadas en la región. Pero ese triunfo puede ser pírrico.

Carles Puigdemont recibe el mando de su predecesor Artur Mas, el martes 12 de enero / Foto: AFP Lluis Gene

Cuando faltaban apenas horas para que caducara el plazo legal para formar gobierno (de lo contrario habría nuevas elecciones), todos los diputados independentistas (62 de la coalición de Junts pel Sí y diez de las Candidaturas de Unidad Popular, Cup) dieron su apoyo a un candidato alternativo al presidente saliente Artur Mas, Carles Puigdemont, y Cataluña cuenta desde el domingo con un nuevo gobierno que se comprometió a sentar las bases para su secesión de España en un plazo de año y medio.

Los líderes de las Cup, un partido asambleario habitualmente calificado de “ultraizquierdista” que se define a la vez como independentista y anticapitalista (véase Brecha, 18-XII-15), defendieron el acuerdo. “Hemos enviado a Mas y al pujolismo a la papelera de la historia”, dijeron en referencia al ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla