Política Suscriptores
El “derecho al olvido”, una amenaza para la democracia.

Las libertades no se negocian

El anteproyecto de la Luc busca incorporar en la legislación uruguaya el denominado “derecho al olvido”. Los antecedentes de su aplicación son controvertidos, entre otras razones, porque se ha utilizado como una forma de censura a los medios de comunicación. Además, es una herramienta que ha sido aprovechada por políticos y empresarios para limpiar pasados comprometedores con la excusa de proteger su privacidad. De aprobarse sin cambios, los privados decidirán, por encima del Poder Judicial, qué información debe circular y cuál no. Por otra parte, el modelo europeo que el gobierno electo pretende replicar en Uruguay no parece encajar en la jurisprudencia latinoamericana de derechos humanos ni en el modelo de negocios que las plataformas de Internet tienen por estos lares.1

Captura de pantalla de sitios web y spot publicitarios de la empresa que ofrecen servicios para “garantizar el derecho al olvido”.

Los periodistas, por su parte,
proclaman que la difusión más amplia de la información contribuye a que la
sociedad sea más transparente y, por lo tanto, más democrática. La obtención de
esa información es dificultosa porque, así como existen quienes desean
conocerla, otros procuran ocultarla. […] El improbable día que la humanidad
renuncie a mantener secretos, una buena parte del periodismo ya no tendrá
sentido.

Marcelo Jelen, Traficantes de realidad (1997)

“Si Google era una gran herramienta, ahora es perfecta.” El abogado español Mario Costeja estaba satisfecho: luego de un largo litigio, en 2014 logró que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Tjue) obligara a la multinacional a eliminar del motor de búsqueda una información que, a su juicio, lo perjudicaba. Si una persona...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados