Liber Seregni

En la cárcel, 2 de febrero de 1981

A Mario Benedetti.

Querido compañero:

Le escribo en la cuasi-víspera del aniversario de los primeros diez años de vida de nuestro Frente Amplio [FA] sintiendo, más que la inocultable emoción por la fecha, la inmensa alegría de saber viva y vigente a esa creatura que sólo pudo respirar algo más de dos difíciles años y pasó los otros siete y medio en inútil empeño de la reacción por destruirla, perseguida, herida, desangrada, pero viva. Viva, sí, por voluntad inquebrantable de su militancia, pero por sobre todo porque es un algo necesario al Uruguay, más válido hoy –todavía– que en los días de su fundación. Es la fuerza que ha estado presente en toda la lucha contra la tiranía, la que alentó y alienta la resistencia, la que tiene una tarea indeleg...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados