¿Los animales sueñan como los humanos? - Semanario Brecha

¿Los animales sueñan como los humanos?

¿Cómo duermen los animales del Uruguay?, Claudia Simón y Micaela Núñez (coordinadoras). Montevideo, 2019. 31 págs.

¿Cómo duermen los animales del Uruguay?, Claudia Simón y Micaela Núñez (coordinadoras). Montevideo, 2019. 31 págs.

Entre una lectura de poesías y música en vivo, hoy a las 18 horas, en el Museo Nacional de Historia Natural se presenta ¿Cómo duermen los animales del Uruguay?, que puede conseguirse por encargo o en El Castillo Vagabundo Multiespacio Contracultural. Una información extraña, que aparentaba ser inútil, quebró un abismo creativo y unió a un montón de personas curiosas, que se colgaron con el mundo onírico de las criaturas que duermen en la extensión de tierra levemente ondulada que es nuestro país. Con esta simple premisa, poco explorada, se creó ¿Cómo duermen los animales del Uruguay?, un estudio acerca de los hábitos de sueño de la fauna autóctona.

El formato es doble: es un libro, pero también un disco al que se puede acceder de forma virtual. El artefacto libro funciona como un objeto contenendor de las ilustraciones, las poesías y las letras de las nueve canciones que pueden escucharse en la página comoduermenlosanimales.uy. Tanto en el papel como en la web se explica de modo breve el puntapié que impulsó al colectivo de artistas y científicos a concretar el libro: “Todo empezó porque alguien tuvo la idea de investigar cómo duermen los animales, ya que no es fácil encontrar esa información en los textos de estudio”.

La publicación resultó ganadora de los Fondos Concursables para la Cultura en la categoría editorial, pero, paradójicamente, se aleja del medio editorial para efectuar un proyecto puntual, en el que resulta muy destacable la profesionalidad con la que se presenta el resultado. Varios de los artistas involucrados –la mayoría con un vasto recorrido– muestran una faceta desconocida, un manejo atípico, distinto de su estilo habitual, en las ilustraciones, la poesía o las canciones. Tal vez, como partieron del interés claro de llegar al público infantil, enfrentarse a nuevos destinatarios estimuló que la labor se volviera más experimental. Se da lugar a otras formas, menos desprejuiciadas y más sueltas que lo habitual, porque la sola idea de “lo infantil” es un misterio para aprovechar.

Llevando luz a la nocturnidad de los sueños, los artistas se empecinaron en descubrir datos difíciles de hallar en las bibliotecas de ciencias naturales y compartieron los resultados de la investigación con una solvencia lúdica y sensible. La propuesta integral es coordinada por las investigadoras Claudia Simón y Micaela Núñez, quienes supieron reforzar una idea ingeniosa sumando puntos de vista. La mixtura de formas de abordaje, estilos y técnicas es uno de los componentes que enriquecen tanto el libro como el disco; esa retroalimentación permite resignificar cada material y establecer puentes entre lo tangible y lo sonoro. Esos contrastes abren la posibilidad de meterse en el lecho de cada bicho y percibir múltiples realidades.

Las ilustraciones, hechas por Cecilia Graña, Guillermo Stoll, Inés Ferrón, Irene Guiponi, Maia Alzugaray, Martín Batallés y Pablo Obispo, y las canciones, a cargo de Jorge Portillo, Juan Martín López y Cecilia Simón, tienen estilos muy distintos. No parece haber una intención homogeneizadora, sino una fuerte tendencia a explicitar lo diverso, en los trazos, los colores y las composiciones de las ilustraciones, y los temas musicales y sus géneros variopintos. Yacarés, nutrias, murciélagos, guazuvirás, zorros, coendúes, urutaúes, cachalotes, tiburones, franciscanas, flamencos, mulitas, manos peladas y mamboretás; blues, folklore, punk y sonoridades que remiten a una textura de lo que podemos considerar, a grandes rasgos, música popular uruguaya; poesía descriptiva, sintética y concentrada de María Laura Blanco: todos estos elementos se despliegan en un diálogo para fundar un organismo vivo, un ecosistema con códigos propios.

El precioso conjunto trae una joya de yapa, porque el disco cierra con “Yacaré”, un tema del tercer disco del Dúo Melódico, una de las propuestas musicales autogestionadas más lúcidas e interesantes originadas en Montevideo en los últimos diez años. El dúo está integrado por Fabrizio Rossi Giordano, músico, productor y artista sonoro, y su vecino Marcelo Trinidad, quien en el momento de grabar el tema tenía 10 años y un swing para cantar que te hace mover la cabeza. El guiño es evidente y la decisión, acertada; nada mejor que hacer un disco para niños en el que la última canción esté cantada por uno. Para quien le interese escuchar la música del Dúo Melódico, hay cuatro discos que pueden descargarse de forma gratuita en la plataforma Feel de Agua (feeldeagua.net). En ese mismo lugar se pueden encontrar, además, los trabajos de Bolsa de Nylon en la Rama de un Árbol, Mena, Mux, Patricia Turnes y el propio Jorge Portillo.

Hilvanando sensibilidades con inteligencia y precisión, este colectivo de colaboradores transformó un concepto sencillo en una experiencia que despierta un montón de preguntas: ¿los animales sueñan como soñamos los humanos?, ¿cómo sueñan?, ¿sueñan?, ¿duermen de pie o acostados?, ¿de día o de noche?, ¿en una rama, en un nido o en el río? Este libro-disco es hasta una oportunidad para pensar en nuestros propios hábitos de sueño, para comparar y admirar las formas que nos son ajenas, para observar lo desconocido e intentar comprender lo propio; para leer antes de dormir o escuchar al despertar.

Artículos relacionados

Mujica y las relaciones internacionales desde su chacra

Un espacio de vínculos con lo global

Cultura Suscriptores
Carolina Bello y las mil y una formas de narrar

Tarea fina

Cultura Suscriptores
España como memoria

Volver a empezar

Críticas Suscriptores
Libros. Reedición de Kintto Lucas

Palabras que azotan