Cultura Suscriptores
Descubriendo a Tove Jansson

Más allá del valle de los Mumin

Probablemente algunos lectores conozcan a esta escritora e ilustradora finlandesa por unos extraños trolls, mucho más parecidos a hipopótamos que a la representación usual de esos seres del folclore nórdico, a los que llamó Mumin. Esas criaturas blancas, redondeadas, serenas y despreocupadas que habitaron primero libros ilustrados, luego tiras cómicas y, por último, la televisión fueron la primera encarnación del vasto y complejo universo de Tove Jansson. El estreno en Europa del biopic Tove y la disponibilidad en las librerías montevideanas de algunos de sus libros más importantes invitan a descubrirla.

En realidad, los Mumin no se parecen a hipopótamos: se parecen a Kant. O, al menos, eso fue lo que intentó Tove Jansson cuando, siendo todavía una niña, dibujó la primera encarnación de sus criaturas. Es que había perdido una discusión con su hermano acerca del filósofo alemán y, furiosa, lo dibujó lo más feo que pudo en la pared del baño de la casa de veraneo de la familia. Al lado, escribió la frase: «Lo mejor es la libertad», el comienzo de la «Canción de la libertad», del poeta y teólogo medieval sueco Thomas Simonsson. No por casualidad los libros de los Mumin tienen su hondura filosófica.

Jansson nació en 1914 y para finales de la Segunda Guerra Mundial ya era célebre. Pero, a pesar de que es venerada en Escandinavia desde hace más de 70 años (y en Inglaterra a partir de mediados...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Marjane Satrapi, reeditada

Yo, tú, ellas