Edición 1508 Suscriptores

Memoria incompleta

El ex capitán de inteligencia Asencio Lucero, de 74 años, se propuso sorprender a la jueza Julia Staricco y a la fiscal Silvia Nípoli detallando las torturas que infligía a los prisioneros políticos en el cuartel del Regimiento de Caballería número 9, en la década del 70.

En el interrogatorio al que fue sometido el 30 de setiembre Lucero comenzó admitiendo algunas “presiones” en el marco de “medidas psicológicas” para obtener información. Poco a poco fue agregando algunas “cachetadas”, plantones hasta que el interrogado se desplomaba, un poco de picana –pero no en los testículos, porque había preservado la “dignidad” de los detenidos–, tacho seco y submarino, y a las mujeres las mantenía desnudas, porque el pudor las ablandaba. Identificó a otros dos participantes de las “presiones psicológicas”, el teniente Braida y el oficial Brusconi, ambos convenientemente fallecidos. También mencionó a un médico –Scarabino– y a una médica –López– que informaban a los torturadores cuándo debían parar la mano. Su abogada, Rossana Gavazzo, lo ayudó a hacer memoria y le pr...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis