Cultura Suscriptores
El Darno por Fidel

Memorias de un fiel zurcidor

Para quienes lo conocieron en persona, este libro de Fidel Sclavo provoca algo así como una expansión del círculo de sentimientos y conocimientos alrededor de Eduardo Darnauchans. Confirma algunas intuiciones sobre su personalidad, pero descubre un montón de aspectos que se relacionan con el humor y la picardía, y con el sentido poético profundo que es como la base y el corolario, a la vez, de su ser músico.

Teatro del Notariado, noviembre de 1989 Marcelo issarrualde

1. El músico está suspendido en el aire en esa cuerda de equilibrista apenas tensada por su propio peso. Pienso en la forma exacta en que parece tensarse la línea. Esa suspensión en el aire es también la suspensión de la incredulidad que reclamaba Coleridge para elevar la fe poética. ¿De dónde vienen los puntos de apoyo de la cuerda floja? Están fuera de cuadro o no existen, vale decir, es la habilitación de la poesía y de la música por el milagro.

Magrittianamente, el hombrecito está colgado de su música invisible, prendido de su arte. El arco del violín lo sostiene en tanto prolongación gráfica de la bufanda: referencia al Principito y a su inocencia inclaudicable. El sombrero puesto –no hay viento–, las piernitas flotando, el resplandor del horizonte marino, el azul que va desaguand...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
El legado de Gastón Ciarlo (1945-2021)

Blues de Montevideo

MÚSICA. MADRESELVA, DE VIVIANA RUIZ

Canciones en flor

CON LA CANTAUTORA ROCHENSE FLORENCIA NÚÑEZ

«No te puedes olvidar de dónde vienes»

Sobre Simple, el nuevo disco de Fernando Cabrera

Más Cabrera que nunca