Mirarse en el espejo

Retrovisor.

Retrovisor

Retrovisor es una banda de rock que lleva unos cuantos años peleándola en el competitivo ámbito de la música popular uruguaya.

En su encarnación más actual está integrada por Pablo Gómez en teclados, percusión y voz (además de ser el autor de todos los temas), Sebastián Filgueiras en bajo y Eduardo Peloche en batería.

El grupo ya lleva un buen tiempo editando discos, y tiene en el mercado títulos como A tiempo (2006), Intereses múltiples (2008) y Lapso (2010), este último básicamente un disco instrumental.

Como antesala del nuevo disco que, precisamente, se llama Nuevo,1 la banda editó recientemente un EP de tres canciones titulado Retrospectivo, cuando el grupo ya estaba abocado a la grabación de su último trabajo, que fue registrado por Pablo Soñora en el estudio Mvd entre diciembre de 2016 y agosto de 2017.

Al tratarse de un trío de teclados, bajo y batería, y no tener guitarra, podría pensarse que Retrovisor, al menos en este disco, tiene algún parentesco estilístico con alguna histórica formación del llamado “rock sinfónico”, como por ejemplo Emerson, Lake & Palmer. Sin embargo no es así.

En su más reciente encarnación, la banda aborda un repertorio netamente pop, de típicas canciones de no más de tres minutos, con una voz que canta –y cuenta– una historia sobre una instrumentación bastante escueta.

Es un disco con mucho teclado pero muy pocos solos instrumentale, y que, dado el tipo de música, por momentos pide a gritos la intervención de una guitarra que casi adivinamos y que a veces hasta creemos oír por detrás de tanta tecla.

Sin la menor duda Pablo Gómez es quien marca la línea estética en este trío, al ser el autor de todos los temas, quien los canta y quien se encuentra frente a esos teclados que predominan todo el tiempo. La batería y el bajo se limitan a seguirlo sin mayor protagonismo.

El punto fuerte de estas canciones está en las letras, que muestran a un atendible autor que dice muchas cosas y además las dice muy bien.

Sorprende la riqueza de las imágenes manejadas y la abundancia de muy buenas ideas.

El producto no resulta, por cierto, tan fuerte desde el punto de vista de las melodías, que no son particularmente inspiradas y repiten una y otra vez esquemas semejantes.

El canto está como crispado, como pasado de volumen la mayor parte del tiempo, sensación que también se refleja en los instrumentos. Vendría muy bien un uso más dúctil de la dinámica, generando climas diversos, apelando por momentos a un canto con mayor variedad de climas y entonaciones, incluyendo la media voz o el susurro.

Pablo Gómez canta con una voz potente, un buen vibrato y mucho entusiasmo, en un plan “rock argentino”, con un cierto toque de Jorge Nasser al mismo tiempo.

La elección de los sonidos en el teclado es bastante curiosa, ya que en muchos momentos se apela a un preset de órgano que suena al grupo rosarino Los Gatos –de Litto Nebbia– tocando “Viento, dile a la lluvia” muchas décadas atrás. Pese a ese anacronismo, no puede negarse que Gómez es un eficiente tecladista y un cantante que, con la salvedad de su falta de variaciones, muestra un entusiasmo que no decae.

Este Nuevo de Retrovisor muestra algunas canciones interesantes, como “Estoy seguro”, que abre el disco; “Cine independiente”, que tiene una letra excelente y muy personal; el tema de base reggae “A tiempo”; y “Algún que otro cielo”, que cierra el disco con una melodía particularmente recordable y con mucho “gancho”.

Nuevo muestra a un talentoso letrista que debería trabajar más en los otros aspectos que hacen a la canción popular. Pero no es poco, en absoluto, que las palabras estén tan bien dichas, con tanta imaginación y poder de seducción.

  1. Mmidi Discos, 2017.

Artículos relacionados

Relojes: álbum digital de Marco Tortarolo1

Un disco que transcurre

Cultura Suscriptores
Ennio Morricone (1928-2020).

Mentiras honestas y brillantes