Mundo Suscriptores

Monos con escopeta

Donald Trump llegó a la Casa Blanca con promesas de una política exterior centrada exclusivamente en los intereses de Estados Unidos. Cien días después, para encubrir su debilidad política en casa, ha caído en algunas de sus mayores fanfarronadas, disparos de misiles, bombas y flotillas con rumbo incierto. Del otro lado del Pacífico encontró un enemigo útil que lo iguala en prepotencia: el dictador norcoreano Kim Jong-un.

Trump por Ombú.

Bajo la presidencia de Donald Trump es necesaria una revisión constante de lo ocurrido en los últimos meses, porque las viarazas del presidente borran y hacen olvidar todo intento de coherencia.

Hace menos de cuatro semanas, y tras el fracaso del intento de derogar y remplazar la reforma del sistema de salud promulgada por su predecesor, Barak Obama, a Trump lo asediaban las numerosas investigaciones sobre la naturaleza de los vínculos entre su campaña electoral y Rusia.

Una campaña durante la cual Trump prometió que le plantaría cara a China por la manipulación de la moneda y el robo de empleos estadounidenses, que haría que México pagara por un muro en la frontera, que mandaría al tacho a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) a menos que los socios europeos pagaran...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape

Sociedad Suscriptores
Nace una coordinación permanente de ollas populares

Aguantar la olla