Nacido para fallar - Brecha digital
Edición 1475 Suscriptores

Nacido para fallar

El nombre técnico es “obsolescencia programada”; demasiado enrevesado y aséptico. Los pibes del barrio más ilustrados dicen: “’Tán de vivos”, mientras los más perspicaces sueltan un: “Nos están cagando”. El “wikidiccionario” la define: “Determinación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio, de modo tal que tras un período de tiempo (sic) calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto o servicio, éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible”. La “como-se-llame” comenzó a utilizarse masivamente con la producción en masa, y sobre todo luego de la crisis de 1929, para disminuir la sobreproducción de mercancías y la sobreabundancia de artículos en el mercado, aunque en realidad quien sacó al capitalismo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
Teatro. En El Galpón: Tres versiones de la vida

A ciencia falsa

Edición 1941 Suscriptores
La demanda por daños climáticos contra una de las cementeras más grandes del mundo

Goliat de hormigón

Cultura Suscriptores
Diálogos sobre la mente entre artistas visuales y científicos uruguayos

Encuentros en los confines del misterio

Edición 1941 Suscriptores
La ocupación de Palestina y sus «ciclos» de dolor

Morir en Jerusalén

Edición 1941 Suscriptores
Comienza el segundo proceso constituyente en Chile

Los cabos del amarre