Ser negro y morir de un balazo - Semanario Brecha
Edición 1610 Suscriptores

Ser negro y morir de un balazo

La policía dice que el individuo levantó sus manos sujetando un objeto que parecía un arma de fuego, se plantó en posición de disparar a los agentes, y terminó baleado. ​Y sí, el individuo, identificado como Alfred Orlango, era negro. Y no, la policía determinó luego que no estaba armado.

Enfrentamientos con la policía en El Cajón, San Diego, California, el 28 de setiembre / Foto: AFP, Bill Wechter

El martes 27, en horas de la tarde, la policía en El Cajón, un suburbio al nordeste de San Diego, California, respondió a un llamado alertando de un hombre de unos 30 años de edad que exhibía un comportamiento “errático” en el fondo de un restaurante del centro comercial Broadway Village.

La policía dice que el individuo levantó sus manos sujetando un objeto que parecía un arma de fuego, se plantó en posición de disparar a los agentes, y terminó baleado.

Y sí, el individuo, identificado como Alfred Orlango, era negro. Y no, la policía determinó luego que no estaba armado.

Nuevamente, las vigilias, las protestas, apenas una semana después de que un agente policial matara a balazos en Charlotte, Carolina del Norte, a Keith Lamon Scott, un negro de 43 años. Según la policía, cuando l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada