No somos el resto santo de Israel - Brecha digital
Destacados Suscriptores

No somos el resto santo de Israel

Hace poco más de un año el recientemente designado cardenal Daniel Sturla asumió como arzobispo de Montevideo. Fue, para muchos, el coletazo nacional del cimbronazo positivo que, para otros muchos –tal vez los mismos–, significó la llegada a Roma de Jorge Bergoglio, ahora convertido en Francisco.

—Semanas atrás el ex presidente Jorge Batlle dijo que encontraba a Francisco bastante kirtchnerista, y que el populismo impera en la Iglesia. ¿Qué apreciaciones hace sobre esas reflexiones?

—(Risas.) Jorge Batlle es inteligente, pero también tiene esa cualidad de decir cosas que no corresponden a la realidad y que hay que ver si efectivamente las piensa, dicho esto con todo respeto, porque le tengo simpatía. Pero por supuesto que no es así. Lo que ocurre es que el papa Bergoglio es un argentino porteño así como Juan Pablo II era un polaco de Cracovia. Por su andar entre los más humildes no se lo puede identificar como populista. Jesús se metía entre la gente y andaba con gente que era mal vista. Eso es evangélico, más que peronista. Otra cosa es que el papa sin duda, como todo argentino...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera