Cultura Suscriptores
Alejandro Zambra

Nuestra seriedad ridícula

El escritor trasandino acaba de publicar Poeta chileno. Instalado en Ciudad de México, especula sobre la familiastra, el lado paralizante de la nostalgia, el humor y otros antídotos.

Mabel Maldonado

Spoiler alert: la discusión sobre el realismo no tenía sentido. Si apoyamos el caracol sobre la oreja, hasta la más disparatada saga de fantasy es un eco de aquello que vagamente llamamos vida real. En todo caso, como dice la canción de José Unidos, si esta no es tu historia, debe ser la de alguien más. «Todos los libros de la historia de la humanidad están basados en hechos reales, entonces no tiene mucho sentido aclararlo», dice Alejandro Zambra, desde su casa en México. «Sería más interesante que no estuviera basado en hechos reales… porque es imposible.» La primera parte de Poeta chileno, en ese punto, se propone otra clase de magia: acompasar la respiración de la novela con la respiración de la vida. Inhalar y exhalar hasta que el mapa de los días se superponga con el diagrama mudo d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Triunfo de la izquierda y los independientes en histórica elección

El Chile diverso rumbo a la nueva constitución

Sobre la huelga de hambre de presos políticos en Chile

La dignidad tras las rejas

Las raíces del elogiado plan de vacunación chileno

Todo está guardado en la memoria