Mundo Suscriptores
Bukele, las maras y el periodismo

Nuevo continuismo

El presidente salvadoreño busca desviar la atención de las denuncias de que, tras una retórica oficial de mano dura, esconde pactos secretos con el crimen organizado. De fondo, asoma un reordenamiento político-mediático del país.

Reclusos en la prisión de Izalco, de El Salvador, durante la emergencia máxima decretada por Nayib Bukele, abril de 2020 Oficina de Prensa de la Presidencia de El Salvador, Afp

Nayib Bukele es presidente de El Salvador desde hace menos de dos años. Joven y con apoyo de muchos electores, su lema ha sido terminar con los vicios de «los mismos de siempre», es decir, los dos partidos mayoritarios que dominaron la política salvadoreña los últimos 30 años. Ambas formaciones, la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y la exguerrilla, convertida en partido político, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), se desgastaron gobernando durante décadas un país altamente polarizado entre derecha e izquierda.

Durante esos gobiernos, y como consecuencia de una guerra civil de 12 años (1980-1992), muchas familias salvadoreñas migraron a Estados Unidos. Allí los hijos de los migrantes aprendieron a asociarse, en las calles, en pandillas dedi...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
El nuevo Parlamento salvadoreño

De golondrina a gavilán