Política Suscriptores

Operación ETA

Los documentos sobre el espionaje militar dan cuenta de los entretelones de la detención y extradición de ciudadanos vascos y confirman la versión de que la inteligencia militar había acordado un statu quo con los presuntos etarras, en fechas tan tempranas como marzo de 1989, que el gobierno español desbarató con generosos sobornos a los principales jerarcas de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia de la Policía.

Llegada al aeropuerto de Carrasco de la delegación española encargada del interrogatorio de los vascos detenidos en 1992 / Foto: Jorge Ameal

En la cúspide de su arbitrariedad prepotente, hija de una actitud que después lo llevaría a la cárcel, Rafael Vera, niño mimado del Partido Socialista Obrero Español, desembarcó su arrogancia en Montevideo, un día de julio de 1989, en su calidad de secretario de Estado de seguridad del gobierno de España. Traía unos videos y muchas pesetas.

La “seguridad nacional” en España pasaba entonces por Argelia, donde sucesivas rondas de negociaciones entre el Estado español y representantes de Eta, la organización independentista vasca, fracasaban invariablemente porque el Psoe no tenía voluntad política para la paz. Tanto las negociaciones como la represión eran contrapuntos en una estrategia de Felipe González, llamado socialista.

A mediados de 1989 la política “antiterrorista” tenía dos ve...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?