Con Aldo Garay

Otro enfoque

Entre los papeles de José Pedro y Amanda había más de tres horas de filmación en rollos de 8 y 16 milímetros, que la Biblioteca Nacional, a través de su entonces director, Carlos Liscano, depositó en Cinemateca en 2011. Allí estaban las imágenes del viaje a Europa, por las que desfilan amigos como Leandro Castellanos Balparda, Amalia Nieto, Taco Larreta, Laura Escalante, Fernando Pereda, Peloduro, Carmelo de Arzadun, José Bergamín y otros. Pero, además de ser un valioso registro de imágenes en movimiento similar a la galería de escritores registrada por Enrique Amorim, son el testimonio de una intención, que allí se manifiesta. Aldo Garay nos habla de esa idea, que llevará a la pantalla con el título de El filmador.

Biblioteca Nacional, Archivo Díaz Berenguer

—¿Cómo te enteraste de las filmaciones de José Pedro Díaz y qué te llevó a querer transformar esas imágenes en un documental?

—A través de un llamado de Ignacio Bajter, de la Biblioteca Nacional, que me contó que aparecieron esas películas y me ofreció la posibilidad de verlas. Y fue impresionante. Primero, solo por el poder de las imágenes, sin ningún tipo de referencia, porque hay que tener en cuenta que mi primer contacto con lo que estaba filmado era sin saber nada, sin conocer a las personas que aparecían. Entonces, la primera pregunta que te hacés es: ¿qué es esto: un registro familiar, cine doméstico? Pero cuanto más miraba, más descubría claves que lo alejaban de eso: era y no era eso al mismo tiempo.

—¿Qué es lo que, a tu juicio, lo despega del cine doméstico?

—Ciertas i...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados