Carnaval en brecha_ segundo tablado

Para leerlo bien de al lado

FCPU 8M

Ahí viene la bañadera

transportando a les artistas

de letras malabaristas

desde antes de primavera.

Van subiendo la escalera

al altar de lo soñado

que tiene techo estrellado

y un gran piso de madera.

FCPU 8M

Tuvimos canción primera,

¡rompió el silencio profundo!

Hoy Brecha trae el segundo

tablado de su quimera.

¡Salú!


PRESENTACIÓN (fragmento)

Perlita Cucú

Rompa el cielo nuestro grito
una noche en primavera.
Rompa el cielo y nos abrace
pa’ curarnos de las penas.
Llegó, llegó la Perla
con esta vibra caliente
para que agite la gente.
Llegó, llegó la Perla,
bailando a ritmo de murga:
cantando, las penas purga.

Traemos colores, ¿cómo no querés que goce?
Traemos amores, ¿cómo no voy a soñar?
Ay, ay, si una sola vida tengo
y con mis hermanas yo la quiero celebrar.
Ay, ay, ay, llegar sin pedir permiso
este es nuestro espacio, ¡no callamos nunca más!

Somos poder irnos y elegir quedarnos
con ansias de lunes para encontrarnos.
Murga compañera que nos abraza con su calor,
vos sos mi locura, sos mi ternura, sos mi pasión.
Te sigo a todas partes,
te voy alentando como a Peñarol
porque sos la Perla, murga querida del corazón.
¿Y por qué la Perla?
Acá te damos la explicación.

Una pionera allá en el 32
entre varones fue haciendo lugar
y se llamaba así, la Perlita Cucú.
Mucho tiempo después
su nombre sigue resonando acá
Y le pusimo’ así, la Perlita Cucú.

[…]

Como en estampida llegan:
no hay quien no las vea.
Arrimándose al caldero…
las hay aunque no creas.
Como un grito que sacude
y los cimientos quiebra,
trepa por nuestras gargantas:
terminó la espera.
Llegó, llegó la Perla.


SALPICÓN 2021

Jardín del Pueblo

Es la costumbre
de las más acostumbradas,
estar para criticar pero no hacer nada… ay.
Critica el de la farmacia y el carpintero,
señoras en camisón y algún viejo criticón, panzón.

Se critica al doctor y al que vende la verdura,
se critica la locura, se critica al cantor.
Pero si hablan de mí, me resulta una macana,
soy un buda en el Nirvana, ¿qué me van a decir?

Ya vimos al presidente mil veces comiendo asado,
no preocupa la distancia ni los rostros destapados.
Hay algo más preocupante que Luis comiendo en lugares
y es medio Uruguay penando en las ollas populares.

A desplumar, tratando de no pensar,
que siempre habrá más cosas que criticar.
Como es normal la murga va a cuartetear,
no precisa ni tener un punto de vista:
tengo el Twitter para pensar como los demás.

Citaron a declarar a Toma y la contadora,
que tienen más viajes juntos que Coppola y Maradona.
La contadora no dijo lo que Miguel Ángel toma
Y Toma tan solo dijo: ¡que cuente la contadora!

Parece que en el Senado algunos se visten mal,
semejante investidura requiere ropa formal.
Se tiene que usar camisa pero se piensa a la inversa
excepto Graciela Bianchi que usa camisa de fuerza.

A desplumar, tratando de no pensar,
que siempre habrá más cosas que criticar.
Como es normal la murga va a cuartetear,
no precisa ni tener un punto de vista:
tengo el Twitter para pensar como los demás.

Amanecimos de nuevo con un decreto flamante:
no podés prestar el auto por más que a vos se te cante.
Al rato salió un decreto que al decreto inhabilita,
¡este gobierno es un auto con la marcha atrás nuevita!

El gobierno de Luisito está buscando inversiones,
los hermanos argentinos para invertir son campeones.
Los estamos esperando acá tienen porvenir,
por eso los invitamos y les queremos decir:

Que vengan, pueden depositar en el Banco Central
esos dólares que ama Azucena Arbeleche.
Que vengan, no discutimos más, es Gardel argentino
igual que el asado y el dulce de leche.
Que vengan, con Susana Giménez
y sus perros cagando todo Punta del Este.
A esos hermanos argentinos solidarios, genuinos, les queremos decir,
en nombre de nuestro prócer José Gervasio de San Martín…
¡¡Que vengan!!


DISTANCIA SOCIAL

María Rosa Oña

Hay que tomar distancia social,
hay que tener un espacio esencial.
¿Cuánta distancia hay que tomar?
La solución le vamos a dar.

¿La misma distancia que hay entre Sartori y su trabajo?
¡¡Nooo!! ¡Esa es mucha distancia!
¿La misma distancia entre la presidencia y la Bianchi?
¡¡Noooo!! ¡Esa es poca distancia!

Parece difícil pero se puede asimilar:
la distancia que hay que guardar.
Puede ser la medida de un canciller:
un metro y medio como el anterior
o como el nuevo, casi de dos.
Hay que guardar un Talvi de distancia
o un Bustillo para mejor operancia.

Hay que tomar distancia social,
hay que tener un espacio esencial.
¿Cuánta distancia hay que tomar?
La solución le vamos a dar.

¿La misma distancia entre persona y persona
en un bondi de Cutcsa por algunas zonas?
¡¡Nooo!! ¡Esa es poca distancia!
¿La misma distancia que hay entre las vacunas
y el Uruguay que no tiene ninguna?
¡¡Nooo!! ¡Esa es mucha distancia!

Sólo se trata de ser razonable:
por favor, no escupa cuando hable.
Si no sabe mantener distancia y usar tapabocas,
haga como Bartol,
que sus apariciones son muy, muy pocas.
Sólo se trata de sentido común:
vaya corriendo a lavarse las manos
como si hubiera tocado a Bolsonaro.


EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL COVID

Victoria Cestau, Matías Gayesky

Él: Hay que decir de la cuarentena
que a nuestra vida cotidiana le lavó la jeta.
Esto de estar en casa encerrado
me dejó ver cosas que había ignorado.

Como pasaba todo el día afuera
no registraba que no tenía ni cafetera.
No hay ningún cuadro en mis paredes,
y regalarme una plantita es condenarla a muerte.

Y descubrimos el balcón,
mi paraíso perdido;
y descubrimos el balcón,
ahí todo el día.
Y descubrimos el balcón,
un poco de sol y aire
y descubrimos el balcón,
mi salvavidas.

Te descubrí en el balcón,
¡una visión de mis sueños!
Insoportable papelón.
corrí pa’ adentro.
Tenía puesta en la ocasión
ropa interior con agujeros
y vos mirando en tu balcón…
casi me muero.

Ella: Fuimos vecinos desde siempre
pero en pandemia te vi pasar.
Por la ventana de tu cocina
unas magias te vi tirar.

Agarrando el sartén con mucha gracia,
desplegando desayuno continental
mientras regaba mi potus preferido
a tu bóxer un agujero se le escapó.

Tú eres vecino de balcón,
mi vecino sabrosón,
no tengo freno ni antídoto, papá,
así que vente que te quiero saludar.

Esta vecindad me tiene atrapada,
pandémicamente enamorada.
Cada mañana que te veo salir
riego los potus pa’ poderte seducir.


HIJOS DE LA FRONTERA (samba enredo)

Fabián Severo

Nadie apague el carnaval,
nadies nos deje de afuera,
dos día en el reino animal,
voltamo na quarta feira.
Nadies nos leve a mal,
semo hijo da frontera.

Abre us brazo Lecueder,
hoje é samba nu pé.
El mundo impieza a mexer
nel brillo dus cuerpo bamba.
Abre us brazo, Lecueder,
la pasarela del samba.
A bênção, meu pai Xangó,
chegó a hora, chegó.

Una vizinha nos mira desfilar
se lembrando del pasado:
¡Eran otros carnaval!
Guerra de bombita de agua,
ropa vieja de disfraz,
cuchilava mascarito,
vara larga de enticar.
¡Terror de los cabezudo
con la boca en su mirar!

Hoy es comisión de frente,
carro abre-ala, folía,
mestre sala, porta bandeira,
madrinha da batería,
passistas, destaques, baianas,
poco tiempo, correría,
carro alegórico a mano,
pluma, brillo, fantasía.
Carnaval de la frontera
desfile de la alegría.

Nadie apague el carnaval,
nadies nos deje de afuera,
dos día en el reino animal,
voltamo na quarta feira.
Nadies nos leve a mal,
semo hijo da frontera.

Abre us brazo Lecueder,
hoje é samba nu pé.
El mundo impieza a mexer
nel brillo dus cuerpo bamba.
Abre us brazo, Lecueder,
la pasarela del samba.
A bênção, meu pai Xangó,
chegó a hora, chegó.

Nadie apague el carnaval…

Artículos relacionados

Carnaval en brecha_ cuarto tablado

Partir con ecos 1

Carnaval en brecha_ tercer tablado

Cantando en tu voz

Carnaval en brecha_ primer tablado

Si no hay carnaval, dos platos