Agencia de colocaciones – Brecha digital
Pareja del diputado Sodano entró en marzo a la URSEA

Agencia de colocaciones

Unos días después del escándalo del exdirector de ASSE Enrique Montagno, la ministra Irene Moreira, esposa del senador y líder de CA, Guido Manini Ríos, intercedió ante los jerarcas de su partido para colocar militantes en reparticiones y organismos del gobierno.

Irene Moreira durante la conferencia de prensa de Cabildo Abierto el 21 de abril Mauricio Zina

«¿Pudiste colocar algún cabildante en la Ursea??? ¿Necesitas [sic] a alguien? En Cabildo hay CV para varios perfiles», leyó en su celular la ingeniera química Silvana Romero, presidenta de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (URSEA), designada en representación de Cabildo Abierto (CA). Sin manifestar sorpresa por la pregunta, respondió al instante: «Sí, a Maru Pereda, la sra. de Martín Sodano. Justo lo tratamos este martes en directorio y ahora estaban consultando cómo instrumentar el ingreso». La interlocutora de Romero es la ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Irene Moreira, esposa del senador y líder de CA, Guido Manini Ríos, confirmó a Brecha la presidenta de la URSEA. El diálogo –que es parte de una conversación entre ambas a través de Whatsapp– fue capturado en la pantalla del celular de Moreira y enviado a un grupo de cabildantes en la misma aplicación de mensajería, aparentemente en forma accidental. Aunque el envío fue borrado casi de inmediato, la imagen quedó registrada en algunos celulares del grupo y circula desde hace unas semanas entre militantes, jerarcas y legisladores de CA.

«Efectivamente, se trata de un diálogo privado mantenido a través de los celulares personales de la Ministra Moreira y el mío, con quien mantenemos un diálogo fluido. No se trata de una comunicación formal ni oficial de Ursea», argumentó Romero, quien solo aceptó contestar a Brecha por escrito, siguiendo su «protocolo de relacionamiento» con la prensa. Efectivamente, también, María de los Ángeles Pereda, pareja del diputado cabildante Martín Sodano, ingresó a la URSEA el 16 de marzo, por un sueldo mensual nominal de 57.630 pesos. La decisión se ampara en el artículo 23 de la ley 17.556, que habilita a los directores de los servicios descentralizados a tomar «personal de confianza en tareas de asesoría, secretaría, etcétera», y en las disposiciones del presupuesto de la URSEA, que asigna a cada director una partida de 134 mil pesos nominales para contratar cargos de confianza. Las actas de la resolución 048/021 –caratulada como contratación de «asesora personal»– terminaron de aprobarse el 23 de marzo. El texto señala que «la señorita» Pereda cumplirá «tareas de secretaría y otras tareas vinculadas a su naturaleza» mientras la presidenta se encuentre en funciones o hasta que disponga su cese.

En la sesión de aquel martes Romero no especificó que la persona a contratar es la pareja de un diputado, pero en el caso de los cargos de confianza no hay obligación legal de exponer motivos o méritos. «Es una persona de mi conocimiento y confianza personal y me brindará apoyo en aspectos administrativos y de secretaría, para los cuales cuenta con una capacitación adecuada», escribió Romero a Brecha, consultada sobre el contexto en que definió contratar a Pereda. La pareja del diputado está registrada como auxiliar contable en la Caja Notarial y aparece en la red social Linkedin como encargada de la contabilidad en el hotel Ibis Montevideo, lugar elegido por los actuales senadores Manini Ríos y Guillermo Domenech para realizar conferencias de prensa durante la campaña electoral de 2019. Aunque en aquella conversación Moreira fue clara en cuanto a la existencia de currículums disponibles para colocar a cabildantes en reparticiones públicas, Romero aseguró que no ha «manejado información al respecto».

Los militantes y los legisladores de CA consultados sobre ese punto por este semanario reconocieron que durante meses han enviado documentos de este tipo a altos dirigentes del partido en espera de colocar a sus recomendados. Sin embargo, «sigue primando la prioridad de la cúpula de ubicar militares retirados y personas propuestas por estos», lamentó un diputado que pidió el anonimato para no desatar una discusión interna que lo distraiga de su actividad parlamentaria. «Sodano tuvo suerte. Al resto no nos dieron nada, aunque mandamos currículums con diversos perfiles, desde cargos técnicos hasta para limpiar pisos, pero quedaron cajoneados», dijo. No hay acuerdo entre las fuentes, sin embargo, sobre quién administra «la bolsa» de colocaciones cabildantes. Unos señalaron que quien centraliza esos asuntos es el coronel (r) Hugo Arce, secretario personal de Manini Ríos, y otros mencionaron al coronel (r) Gustavo Cardoso, director general de la Secretaría del Ministerio de Salud Pública. Precisamente este ministerio, encabezado por el cabildante Daniel Salinas, es de los que concentran más cargos de confianza asignados a militares retirados colocados en el gobierno. La otra puerta de entrada fue la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), a través del coronel (r) Enrique Montagno. Todavía está fresco el escándalo que causó la grabación divulgada por Búsqueda, en la que el militar aseguró que había «montado una estructura gigantesca» y colocado a 135 personas, aprovechando su cargo de vocal en el organismo. A raíz de esto, ASSE terminó anulando 30 contratos y Montagno renunció de inmediato. Eso fue el 11 de marzo. Unos días después, la ministra y esposa del líder del partido ofrecía un banco de currículums a la presidenta de la URSEA.

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Vicisitudes de la oposición frenteamplista

La delimitación de las veredas

Las pruebas de la ejecución de las «muchachas de abril» en el dictamen fiscal

Balas propias

Eduardo Lust calificado como deudor irrecuperable en la Agencia Nacional de Vivienda

Quinta a fondo

INISA excede límites de pases en comisión

Uso problemático

Edición 1905 Suscriptores
Los blancos y Cabildo Abierto compiten por la relectura del pasado reciente

Juego de soldados