Peor es nada - Semanario Brecha
Brecha 30 años Suscriptores

Peor es nada

Los derechos humanos, la trata de blancas, los casinos, el lavado de dinero, las manganetas políticas y las muy diversas formas de corrupción: una parte del prestigio de Brecha está cimentado en las múltiples investigaciones que sus periodistas desarrollaron a lo largo de 30 años, sin rubros especiales para dedicar a la tarea.

Dibujo de Paulo (seudónimo de Carlos María Gutiérrez)

Los derechos humanos, la trata de blancas, los casinos, el lavado de dinero, las manganetas políticas y las muy diversas formas de corrupción: una parte del prestigio de Brecha está cimentado en las múltiples investigaciones que sus periodistas desarrollaron a lo largo de 30 años.
El semanario no tiene –al contrario de otros medios alrededor del globo con la misma impronta– una unidad de investigación o algo que se le parezca, ni tiene rubros especiales para dedicar a la tarea. “La investigación la hacen los periodistas solos, o de a dos. Te la tenés que arreglar, y al final sale la cosa. Es así. Creo que los periodistas en Brecha tienen las herramientas y los criterios para hacer una buena investigación”, dice Samuel Blixen.
A propósito de la pobreza franciscana Blixen rememora sus viaj...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia