Sociedad Suscriptores
impacto que generó la planta de Conaprole

Plaga bíblica

Mediante el impacto que generó la planta de Conaprole de San Ramón sobre el río Santa Lucía, investigadores de la Udelar demostraron que los efluentes industriales pueden ser verdaderos criaderos de cianobacterias. Recién desde mayo del año pasado un nuevo sistema de tratamiento de residuos funciona a los ponchazos, aunque Conaprole sigue en falta. El vertido de los desechos desde hace años corre por las cañadas y desemboca mediante caños directamente en los campos vecinos.

Foto: Juan Milans.

En plena ola de calor, las aguas
convertidas en sangre verde bien podrían ser la primera de las diez plagas de
Egipto. Después vendrán las ranas, las moscas, el granizo y el fuego. Para
dejar de creer que los dioses nos han castigado divinamente con una mancha
verde sobre nuestros ríos y playas, hay que dirigirse hacia los orígenes del
problema.

Un paper escrito por docentes de la Facultad de Ciencias fue
publicado estos días en una prestigiosa revista arbitrada de Holanda, y el solo
hecho ya es motivo de celebración. Sin embargo, el título no produce tanta
alegría: “La descarga de aguas residuales con fitoplancton puede favorecer el
desarrollo de cianobacterias en el principal río de suministro de agua potable
en Uruguay”.1

El trabajo surgió, como tantas otras cosas en la ciencia, ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Destacados Suscriptores
El Estado a la caza de las cianobacterias, entre el modelo y el ajuste.

¿Qué culpa tiene el alga?

Sociedad Suscriptores
impacto que generó la planta de Conaprole

Plaga bíblica

Sociedad Suscriptores
Cianobacterias y turismo.

Si Dios quiere

Con los investigadores de la Facultad de Ciencias Luis Aubriot y Bernardo Zabaleta1

La mancha que come, se multiplica y avanza