Política Suscriptores

Pura curiosidad

Dice un estudio que las personas con mayor nivel de curiosidad disfrutan más de sus relaciones sociales, mientras que las menos curiosas encuentran más placer en actividades comunes, como la comida o el sexo.

Sabemos que la curiosidad mató al gato, pero no sabemos dónde rascarnos cuando la curiosidad nos pica. Esto forma parte de la naturaleza humana: la curiosidad y saber más de los demás que de nosotros mismos.

Dice un estudio que las personas con mayor nivel de curiosidad disfrutan más de sus relaciones sociales, mientras que las menos curiosas encuentran más placer en actividades comunes, como la comida o el sexo. Es lógico que quien más disfrute comiendo sea la persona menos curiosa, nadie que quiera deleitarse con su plato necesita saber dónde estuvo antes el dedo del mozo que viene adentro del puré.

Con el placer sexual se puede aplicar la misma analogía, con perdón de la palabra.

Según la mitología griega, la primera mujer sobre la tierra fue Pandora. A ella la mandaron al mund...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La política brasileña tras la primera vuelta de las municipales

Reconstrucción

Sociedad Suscriptores
Plaza Seregni: los relatos

Si así fue, ¿seguro así será?

Sociedad Suscriptores
Vence el plazo para los formalizados de nuevo comienzo

Es ahora

Sociedad Suscriptores
La «chilenización de las protestas» y la reorganización de la inteligencia

Nido de cóndor

Cultura Suscriptores
Isla Patrulla y la poesía de Ruben Lena

¡Mire que son pagos lindos!