Que se aclare - Semanario Brecha
Edición 1629 Suscriptores

Que se aclare

“Lo que me queda claro es que me quisieron matar. No sé por qué, pero me quisieron matar.” Las palabras fueron pronunciadas por la periodista Isabel Prieto en la sede de la Asociación de la Prensa Uruguaya (Apu). La presidenta de Apu, Victoria Alfaro, dejó claro que irán hasta las “últimas consecuencias” para llegar al fondo del asunto e incluso, de ser necesario, recurrirán a instancias internacionales.

“Lo que me queda claro es que me quisieron matar. No sé por qué, pero me quisieron matar.” Las palabras fueron pronunciadas por la periodista Isabel Prieto en la sede de la Asociación de la Prensa Uruguaya (Apu), donde relató lo que vivió el martes en la noche: desde una moto, en la que viajaban dos personas, se le efectuó un disparo mientras conducía su vehículo, con su marido, también periodista, en el lugar del acompañante. La bala ingresó por el parante de la puerta y le rozó la parte posterior de la cabeza.

El día anterior Prieto había ratificado en Asuntos Internos del Ministerio del Interior el maltrato recibido en la madrugada del lunes por parte del personal policial en la Seccional 19 mientras intentaba, en su calidad de periodista, confirmar el feminicidio de Verdisol, hecho ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia