Con Gonzalo Baz

Quién dijo que todo está editado

Mañana es día de reencuentro con libros editados por amor al arte y escritos por autoras y autores de ahora. El colectivo de editoriales independientes Sancocho realiza su primera feria anual, a la que invita a asistir en persona.1

¿Cúando y por qué surgieron?

—Sancocho es un colectivo compuesto por editoriales independientes –algunas totalmente artesanales, otras apoyadas en imprentas–, personas que hacen arte impreso, fanzines, pegatinas y una biblioteca barrial, Bibliobarrio, que tiene editorial propia. Todo comenzó en la Feria del Libro Independiente y Autogestivo (FILA), que, luego de años sin hacerse, volvió al ruedo en 2016; ahí nos conocimos con varios proyectos independientes que estaban asomando, como Pez en el Hielo, Factor 30, Bibliobarrio, Casa de Balneario, y decidimos organizar eventos juntos. Hicimos ferias nocturnas en el bar Tundra, que incluían música y lecturas de poesía, y de a poco fuimos afianzándonos hasta ser, hoy, un colectivo pluralista integrado por 12 emprendimientos editoriales. Participamos, también, en eventos internacionales como la Feria de Editores de Buenos Aires, que es una de las instancias más importantes de la edición independiente latinoamericana.

¿Nombres de esos 12 emprendimientos?

—La Coqueta Editora, Pez en el Hielo, Salvadora Editora, Factor 30, La Kiosquera, Casa de Balneario, Estampita Records, Dios Dorado, Distopía, Bibliobarrio, Astromulo y Hurí. Esta última editorial es de Colonia, y la primera del Interior en sumarse a Sancocho.

A la vista de la evolución de la industria del libro y del monopolio que ejercen las empresas multinacionales del rubro, ¿cómo definen la edición independiente y qué obstáculos enfrenta?

—Lo que nos define como colectivo es un conjunto de prácticas que tienen que ver con la autogestión, compartir conocimientos y planificar acciones. Las multinacionales imponen qué debe leerse, cómo y formas de circulación del libro; Sancocho busca nuevos circuitos y prioriza el intercambio directo con el público lector. Las editoriales independientes han asumido, históricamente, la responsabilidad de ofrecer alternativas al mainstream, publicando escrituras invisibilizadas por lógicas de mercado.

¿Por qué un autor o autora es más alternativo si lo publica una editorial independiente que si lo hace una multinacional?

—No es que seas más alternativo; es otro mundo. No nos interesa atacar a las multinacionales, nuestras energías están enfocadas en mejorar y promover lo que ofrecemos. Como te decía antes, a Sancocho lo integran distintos emprendimientos, unidos por un conjunto de prácticas relativas a la edición independiente. Cada uno de los responsables de esos emprendimientos tiene su visión sobre distintos aspectos del laburo, así que, a continuación, te hablo exclusivamente como responsable –junto con mi pareja, Daniela Olivar– del proyecto Pez en el Hielo. Creo que en sus decisiones editoriales las empresas multinacionales se rigen más por el cálculo de beneficios que por cualquier otro factor. Detrás de cada libro que sacan hay una apuesta al rédito económico. Y, si bien para las editoriales independientes es muy importante poder vender libros, porque de eso depende la continuidad de las publicaciones, lo que nos impulsa no es la calculadora, sino el afán de brindar bibliodiversidad, o sea, que la comunidad acceda a creadoras y creadores que no figuran en los mapas de la industria. Compartimos y difundimos amor por los libros. Algunos integrantes de este colectivo son autores y autoras que publicaron por primera vez gracias a la autogestión. En cuanto a los obstáculos, que preguntabas antes, en Sancocho conviven distintos modelos de producción editorial; Pez en el Hielo, por ejemplo, comenzó en forma artesanal, pero después tuvimos que recurrir a imprentas, porque resultó imposible seguir cosiendo los libros a mano. Otros compañeros optan por la risografía o la serigrafía. Algunos estamos en las librerías que aceptan hacernos un lugar, y otros no. Organizamos tres ferias anuales, en otoño, invierno y primavera; la que haremos este sábado es la primera de este año –veníamos postergándola por la pandemia–, y nos encanta el cara a cara con el lector. Cuando comprás un libro de Sancocho estás adquiriéndolo, casi siempre, a su editor o editora.

¿Qué garantías literarias ofrece ese editor o editora, al lector, de que su expectativa no será defraudada?

—Las garantías están en el libro. Y así como nosotros tomamos los riesgos de editar por las nuestras, el lector o lectora debe tomar los suyos. Lo que sí podemos asegurar, reitero, es el amor que ponemos en la tarea.

1. La feria del colectivo de editoriales independientes Sancocho tendrá lugar mañana sábado 18, de 16 a 22 horas, en la Casa del Aire (Radio Pedal), San Salvador 1510. Habrá presentación de tres libros de poesía y uno de microrrelatos editados este año, en la voz de sus autoras y autores, y Mariano González compartirá temas de su disco Desaforismos.

Artículos relacionados