Santa “Ñato” Claus – Brecha digital
Edición 1515 Suscriptores

Santa “Ñato” Claus

Al coronel Gilberto Vázquez implicado en la desaparición de María Claudia García de Gelman y en el homicidio de Adalberto Soba, e indagado como uno de los oficiales que cometieron delitos sexuales reiterados contra prisioneras, se le restituyó el cobro de la totalidad de sus haberes, por “buena conducta”.

Detención de Gilberto Vázquez - Foto Alejandro Arigón

Por iniciativa del ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, el presidente José Mujica firmó el 18 de diciembre de 2012 una resolución por la que se autorizó la restitución de las porciones retenidas de los haberes del coronel en situación de reforma, Gilberto Vázquez.

El estatus de reforma, para un oficial de las Fuerzas Armadas, es consecuencia de la comisión de “faltas gravísimas”. Gilberto Vázquez permanecía en esa situación desde 2006, cuando se produjo el fallo de un Tribunal de Honor, integrado por los generales Héctor Islas, Juan Couture y Luis Pérez. La “falta gravísima” cometida por Gilberto Vázquez consistió en escapar del Hospital Militar, a donde había sido conducido para unos exámenes médicos.

El coronel permanecía bajo arresto en una unidad militar de...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?