Sin anestesia – Brecha digital

Sin anestesia

Moreira sorprendió al decidir apoyar la candidatura de Daniel Martínez a la Intendencia capitalina. El Pvp, el componente de Casa Grande más votado en la última elección, considera incoherente su posición. En cambio, para la legisladora, su postura es parte de su prédica por la renovación de la dirigencia.

Constanza Moreira. Foto Alejandro Arigón

La senadora, principal referente del sublema frenteamplista Casa Grande, anunció el martes en conferencia de prensa su apoyo al senador socialista Daniel Martínez (que la acompañó en la ocasión) como candidato a la Intendencia de Montevideo (IM). Con esta decisión la dirigente se suma al Fls, el PS y la Liga Federal, que ya anunciaron su adhesión a la postulación de Martínez.

Moreira lo hizo previo a una consulta con los sectores integrantes del sublema, aunque los dos grupos con mayor caudal de votos del agrupamiento no tenían posición al respecto, tal el caso del IR y Pvp. Incluso este último había propuesto que era necesario que Casa Grande presentara una tercera candidatura, que se sumara a la de Martínez y a la de la senadora Lucía Topolansky (Grupo de los Ocho). El nombre manejado por el Pvp era el del actual director de Salud de la IM, Pablo Anzalone.

El lunes pasado se reunió Casa Grande y cuatro de los grupos integrantes (Pst, Izquierda en Marcha, Resistir y Pvp) se pronunciaron a favor de un tercer candidato del sector. El Ir no fijó posición, porque no habían discutido aún el tema. La diputada electa por dicho grupo, Macarena Gelman, dijo a Brecha que anoche hacían un plenario para debatir al respecto, pero que la posición definitiva sería tomada el martes 20.

Los que acompañaron la decisión de Moreira (no una tercera candidatura y sí el apoyo a Martínez) fueron Magnolia, Alternativa Frenteamplista, Mia e Izquierda Programática.

El proceso que llevó al posicionamiento de la senadora de Casa Grande se inició con un correo electrónico que envió el 4 de enero a los integrantes del sublema. En él solicitaba que para el 8 de ese mes existiera una respuesta. El texto planteaba: “A) la posibilidad y preferencias por una tercera candidatura; B) la preferencia por uno de los candidatos instalados (Lucía y Daniel); C) candidaturas a alcaldes posibles; D) posición respecto de un sublema común”.

Moreira fundamentó su apoyo a Martínez en cuatro razones. “La primera es que, a pesar de que los dos somos cincuentones, él representa el recambio en el FA”. En segundo lugar destacó su trayectoria, desde sus inicios en el movimiento sindical hasta las tareas ejecutivas que desempeñó en la anterior administración frenteamplista.

Para la senadora, una tercera razón proviene de la trayectoria compartida “en estos cinco años de Senado. Él ha respaldado en general a los trabajadores y me parece que esa disposición al diálogo con los trabajadores es indispensable para la Intendencia más importante del país”. Asimismo destacó su defensa de las empresas públicas, coincidiendo con “este sector que representamos, que defiende a lo público y al Estado”.

Por último resaltó la sintonía con Martínez en la agenda de nuevos y viejos derechos, y que ambos quieren trabajar con “un equipo que tenga jóvenes y mujeres”.

Pero también tuvo tiempo para destacar: “Le vamos a dar un apoyo a Daniel por izquierda, y por eso hoy estoy sentada a su izquierda, ya que Daniel recibe apoyos de muchos sectores. Nosotros le damos un apoyo por izquierda, seremos su testigo más incisivo y estaremos vigilantes de que esto que hemos intentado construir dentro del FA esté bien representado por Daniel y por mí”. Una frase que, afirmaron algunos dirigentes del FA a Brecha, deja flotando, por oposición, que los otros apoyos, “al menos, no son tan de izquierda”.

DESACOMODADOS. El posicionamiento de Moreira descolocó a algunos propios y desconcertó a otros ajenos. Según el dirigente del Pvp Carlos Coitiño, la senadora “no mira un escenario con una clara hegemonía de Tabaré Vázquez y Danilo Astori, cuando uno de los principales sostenes de la votación obtenida por Casa Grande fue la oposición a Vázquez. Como señal su postura es confusa”. Siguiendo su análisis de la situación, Coitiño añadió que el que se ha concretado es el peor acuerdo para un gobierno de Montevideo: “Martínez no va a tener, de acuerdo a los contextos, líneas comparativas ni de diferenciación con el gobierno nacional. La consecuencia es un Tabaré que concentra todo y un Pepe que quiere disputar, con las ondulaciones que le conocemos”.

Para el dirigente del Pvp, lo hecho por Moreira demuestra “miopía política” y, sin dudas, crea una situación crítica en la interna de Casa Grande.

Por otro lado, pone en una posición difícil al Pvp (que fue promotor inicial de su precandidatura a la Presidencia de la República), pues se le torna complicado mantener la postulación de Anzalone sin la adhesión de Moreira. De acuerdo a los planteos de Coitiño no parece coherente que su sector se sume al Fls y el PS, en apoyo de la candidatura de Martínez. También la tienen difícil para apoyar a Topolansky, ya que su separación del Espacio 609 les ha creado rispideces con el Mpp.

En tanto, en el Grupo de los Ocho el posicionamiento de Moreira generó sorpresa, no porque contaran con el apoyo irrestricto a Topolansky sino porque esperaban una tercera candidatura. Para algunos dirigentes de dicho agrupamiento (incluso el senador Ernesto Agazzi hizo declaraciones públicas donde manifestó su incomprensión ante la decisión de la senadora de Casa Grande), que Moreira se haya inclinado por Martínez no tiene explicación desde lo conceptual ni lo programático, y sólo puede explicarse, más allá de los argumentos manejados, por la malhumorada relación que desde hace largo tiempo atrás mantiene con el Mpp.

Al mismo tiempo, una cuestión que también preocupa al Grupo de los Ocho es la falta de pronunciamiento de la Vertiente Artiguista, que recién resolverá el próximo domingo a quién apoya para la IM. Los otros sectores que conforman el Frente Unido, el Mas y la 5005 ya decidieron su apoyo a Topolansky. Incluso en los pasillos del FA se rumorea que no hay total seguridad de que la Vertiente acompañe a la senadora emepepista.

Pero la interrogante planteada en el actual escenario es cuál será la suerte de Casa Grande y si todos sus votantes la acompañarán en esta decisión.

[notice]

Canelones

Asoma un tercero

Canelones tendrá tres candidaturas a la Intendencia, si así lo acepta el Plenario Departamental del FA. A las postulaciones del actual secretario general de la Intendencia, Yamandú Orsi (Mpp), y del diputado José Carlos Mahía (AU), se sumó la propuesta del ex edil departamental y ex integrante del Secretariado del FA por la departamental de Canelones Néstor Llorca. El ex curul, tras dejar las filas de la 1001, conformó la Unión Vecinal Frenteamplista, con un importante número de adhesiones en Las Piedras, Santa Lucía y otras localidades canarias. Su postulación fue acordada por su agrupación y el Mas, integrante del Grupo de los Ocho a nivel nacional.

Como ha ocurrido en otros departamentos, las afinidades locales pesan por sobre los acuerdos nacionales.

[/notice]

Artículos relacionados