Sopla un viento en contra – Brecha digital
Edición 1510 Suscriptores

Sopla un viento en contra

Tras una votación menor a la esperada que lo aleja de la victoria, el Partido Nacional apelará al juego de los “radicales y los moderados”. Aprovechando que la bancada frenteamplista tendrá un “cariz más de izquierda”, la fórmula intentará pararse como la aparente opción de equilibrio.

En el NH se esperaban otros resultados / Foto: Leandro Rodríguez

La expectativa generada por la irrupción de Luis Lacalle Pou en las internas derivó al final en rostros de desilusión. A fin de cuentas, el candidato que se paraba como la revelación obtuvo 47 mil votos más que su padre en 2009, lo que representa apenas un punto porcentual más que en la elección anterior (en la que el contador se detuvo en el 29,9 por ciento). Lacalle Pou tampoco llegó a igualar el registro de Jorge Larrañaga en 2004, quien obtuvo el 34 por ciento de los votos, en medio de una crisis económica que le terminó de asegurar la llegada al gobierno al Frente Amplio (FA).

El domingo el viento en las camisas blancas de los nacionalistas duró hasta que las encuestadoras empezaron a señalar un incremento en los votos del Frente Amplio, hasta ponerlo al borde de las mayorías parla...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?

Cultura Suscriptores
A 50 años del asesinato de Ibero Gutiérrez

La realidad sigue siendo conservadora