Suena a achique - Brecha digital
Edición 1546 Suscriptores

Suena a achique

En este tramo del gobierno la elección parece ser corregir los indicadores macroeconómicos (inflación y déficit fiscal) antes que usar a los entes estatales como una herramienta para combatir la desaceleración de la economía. La respuesta no es la misma que frente a la crisis internacional de 2008.

El recorte por Ombú.

La detención de las obras del Antel Arena es el episodio más simbólico de la discusión que atraviesa al oficialismo, y especialmente a su fuerza política. Desde que asumió la nueva administración frenteamplista el debate no ha dejado de centrarse en el déficit de las empresas públicas y las inversiones realizadas. Así, tanto el ministro de Economía, Danilo Astori, como otros jerarcas hablaron de la acumulación y “descoordinación” de nuevas obras realizadas por los entes estatales durante el gobierno de José Mujica. También cómo esos emprendimientos afectaron algunas variables macroeconómicas, llevando a que el déficit fiscal se ubicara en el 3,5 por ciento del Pbi. Ello debido a que las empresas públicas disminuyeron su aporte a Rentas Generales y dedicaron sus recursos a la expansión de s...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1948 Suscriptores
Francia tras la aprobación presidencial de la reforma jubilatoria

La hora de la calle

Cultura Suscriptores
La literatura de Cormac McCarthy

Inventa ceremonias e infúndeles vida

Cultura Suscriptores
Con Alejandro Loayza, director de Utama

La llamada del desierto

Uruguay Suscriptores
Las vulnerabilidades que mostró el caso Astesiano según juristas y catedráticos

Rayos y centellas