Tarjeta amarilla - Semanario Brecha
Argentina reclama por la visita de parlamentarios uruguayos a Malvinas

Tarjeta amarilla

La visita de cuatro legisladores de la coalición multicolor a las islas Malvinas detonó en un acotado escándalo, cuyo fuego apagaron los canales diplomáticos abiertos para la ocasión.

↑ Guillermo Carmona, secretario de Malvinas de la cancillería argentina Cancillería Argentina

Pedro Jisdonian (Partido Nacional), Felipe Schipani (Partido Colorado), Silvana Pérez Bonavita (Cabildo Abierto) y Luis González (Partido Independiente) viajaron a las islas Malvinas invitados por la embajadora británica en Montevideo, Faye O’Connor. A su regreso, formularon declaraciones sobre el respeto a la autodeterminación como línea histórica de las relaciones exteriores uruguayas, la necesidad de profundizar lazos comerciales con las islas y la posibilidad de vuelos directos entre Malvinas y Montevideo. En Argentina no olvidan que en las últimas cinco exposiciones de la Expo Prado hubo estands de productos de las islas «Falklands», lo cual mereció el repetido reclamo diplomático argentino.

Esta vez, la protesta de Buenos Aires estalló con un tuit del excanciller argentino Felipe Solá en el que acusa al presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, de «traicionar el legado de Artigas» por la visita de los cuatro legisladores oficialistas a las islas para hablar sobre relaciones comerciales, pesca y acuerdos por fuera del Mercosur.

Pero Solá había tomado la noticia de los portales noticiosos Mercopress y Agenda Malvinas, que informaron acerca del viaje, y sobre eso el exfuncionario lanzó la andanada de tuits. En cancillería descuentan el apoyo oficial uruguayo a Argentina en los reclamos por su soberanía sobre las islas Malvinas y mantienen permanente contacto con el embajador uruguayo Carlos Enciso y el canciller Francisco Bustillo. Sin embargo, en el Palacio San Martín también toman en cuenta las declaraciones de los parlamentarios uruguayos sobre el concepto de autodeterminación que esgrimen en defensa de los 3 mil habitantes de las islas.

Fuentes de la cancillería argentina cercanas al ministro Santiago Cafiero recordaron a Brecha la visita de Luis Lacalle Pou a Londres para reunirse con el entonces primer ministro británico, Boris Johnson, en mayo de 2022. En esa reunión, ambos mandatarios acordaron estrechar lazos comerciales; «y es muy probable, conociendo las posteriores jugadas de Lacalle con el Mercosur, que el tema Malvinas haya sido tratado. Los vuelos y el aprovisionamiento de buques británicos en Montevideo es todo un tema», complementaron esas fuentes.

De todos modos, los informantes consultados confirmaron que las relaciones bilaterales siguen con normalidad, pese al reclamo formal hecho por la cancillería argentina. «Incluso gente cercana a [Guido] Manini Ríos se comunicó informalmente con nosotros para desautorizar a la legisladora que viajó y asegurarnos que no representa la postura de Cabildo Abierto dentro de la coalición.»
Brecha dialogó con Guillermo Carmona, secretario de Malvinas de la cancillería argentina, para aclarar la situación diplomática con Uruguay.

—¿Cuál fue la reacción argentina con motivo de esta visita a las islas?

—En primer lugar, hay que aclarar que una cosa es lo que hacen cuatro legisladores y otra es la postura oficial histórica de Uruguay con relación a este tema. El presidente Luis Lacalle estuvo a fines de enero en Buenos Aires en la reunión de la CELAC [Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños] y firmó el documento oficial junto con el resto de los Estados, reconociendo los derechos soberanos argentinos sobre las islas Malvinas.

—¿Cuál cree que fue el motivo por el que estos legisladores aceptaron viajar a las islas?

—No lo sé. Hay que reconocer que los legisladores del Frente Amplio no aceptaron el convite de la embajada británica. Supongo que tiene que ver con las internas dentro de la coalición de varios partidos y cada uno hace sus cuentas de cara a las futuras elecciones.

—¿Complica este viaje las relaciones diplomáticas entre Argentina y Uruguay?

—En principio, no. Por eso cursamos dos notas a la cancillería uruguaya en las que manifestamos nuestro rechazo a esta situación, que no se corresponde con el tradicional e histórico apoyo que todos los gobiernos uruguayos, incluso el actual, han expresado a Argentina por la cuestión Malvinas. En la primera nota denunciamos el viaje que se hizo, prácticamente, mientras el presidente Lacalle estaba en Buenos Aires en las jornadas de la CELAC. Y en la segunda nota, cuando ya los legisladores habían regresado e hicieron declaraciones sobre la autodeterminación de los pueblos, reclamamos cuidado con ese concepto, que no se condice con la situación de usurpación de las islas por parte de Gran Bretaña en 1833. En este caso no es aplicable ese concepto. Menos todavía si se tiene en cuenta que Gran Bretaña incumple todas las resoluciones de la ONU sobre descolonización, mantiene una dotación militar desmesurada para la población de las islas e incluso envió un grupo de soldados de Kosovo a las islas como parte de un ejercicio de defensa. Precisamente Kosovo es otro territorio con características similares a las de Malvinas por el reclamo que pesa sobre ese país.

—¿Habrá más acciones diplomáticas de reclamo?

—Confiamos en que, a partir de la visibilización de nuestros argumentos, apoyados por América Latina, en rechazo al colonialismo, vamos a seguir fortaleciendo una posición común, más allá de estas acciones que, de algún modo, buscan erosionar el fuerte apoyo que en la región existe para con Argentina por la cuestión Malvinas. Y eso contrasta con la actitud de estos legisladores, que se prestan a la jugada del colonialismo británico en una actitud propiciada por el gobierno de Reino Unido. Argentina rechaza esta visita porque considera que resulta funcional a los intereses de una potencia colonial.

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
El alineamiento argentino con Israel y el nuevo fallo en la causa AMIA

El momento y las definiciones

Edición 2003 Suscriptores
Argentina: crónica de los primeros meses de un gobierno despeinado

Estallar

Edición 2001 Suscriptores
El 24 de marzo en la Argentina de Milei

Negacionismo y resistencia

Los millonarios argentinos detrás de Milei y el shock económico

El indiscreto encanto de la burguesía