Mundo Suscriptores

Testimonio sobre la guerra afgana

Después de haber servido como traductor para el ejército de Estados Unidos, Almas, un joven veinteañero afgano, huyó de su Afganistán natal y atravesó Asia y Europa. Brecha lo entrevistó en París.

Cuando recuerda lo que ha pasado, todavía hoy a Almas –quien prefiere ocultar sus apellidos por razones de seguridad– le tiembla todo el cuerpo. Tiene 25 años y ha arriesgado su vida dos veces: la primera, trabajando para las tropas estadounidenses en Afganistán, y la segunda cruzando ilegalmente Afganistán, Irán, Turquía, Bulgaria, Serbia, Croacia, Eslovenia, Austria, Italia hasta llegar a Francia. Siempre empujado por una amenaza, la de los talibán, acentuada por la pobreza de su familia, que lo alentó a trabajar para las tropas estadounidenses.

Pero hay una historia que Almas no olvida. “Cada noche conducía de Bagram a Kabul y escondía mi carné de identidad. La carretera era muy peligrosa.” A medio camino los talibán los arrestaron a él y a dos compañeros más –que no trabajaban para ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?