Tirar de la piola - Semanario Brecha
Edición 1537 Suscriptores

Tirar de la piola

Ana Agostino, la defensora del vecino de Montevideo, es la segunda encargada de la tarea desde la creación de la Defensoría. Los conflictos de convivencia son los más comunes entre los montevideanos, y las “fincas abandonadas” de la ciudad, la problemática que esta institución ha tomado como bandera.

Ana Agostino. Foto: Manuela Aldabe

—¿Cuál es la principal dificultad de la Defensoría?

—Cuando me lo propusieron tenía la información manejada públicamente, no tenía el día a día, la institucionalidad, las posibilidades de llevar adelante la tarea. En ese momento yo era presidenta de la Comisión Directiva de Gurises Unidos, y me propuso Anong por la sociedad civil. Lo que me sorprendió, y pasó a ser prioridad desde que asumí, es la debilidad institucional de la Defensoría. Se creó originalmente como un organismo unipersonal: la primera figura es el “defensor del vecino” y no la Defensoría. Eso fue modificado en el decreto vigente, pero ha costado transformarlo. Una institución necesita para funcionar personas con determinados conocimientos, que además sean parte de la estructura. Cuando asumí había unas siete personas, n...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero