La extrema derecha francesa a las puertas del poder: Toc, toc - Semanario Brecha
Edición 2015 Suscriptores
La extrema derecha francesa a las puertas del poder

Toc, toc

A lo largo de la última década, la ultraderecha francesa se ha ido fraguando un sinuoso camino hacia el gobierno. Ahora parece estar llegando a su meta.

Marine Le Pen (izq.) y Jordan Bardella durante un acto de la Agrupación Nacional. AFP, JULIEN DE ROSA

A punto de hacerse del gobierno: así quedó la Agrupación Nacional (RN, por sus siglas en francés), el principal partido de la extrema derecha francesa, después de la primera vuelta de las elecciones legislativas del domingo 30. En dos días se sabrá si su éxito del fin de semana pasado se confirma, alcanza la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y coloca a uno de los suyos, Jordan Bardella, delfín de la líder del partido, Marine Le Pen, en el palacio de Matignon. Con sus 11 millones de votos, la RN se ubicó el domingo algo por debajo del nivel que le atribuían los sondeos previos, en 33 por ciento, incluyendo lo obtenido por un sector de la derecha dura englobada en el partido Los Republicanos (LR), pero las proyecciones le dan cierta ventaja de cara al domingo próximo.

Enfrente, el...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Crónica del Festival de Aviñón en fin de semana electoral

Entre la autonomía artística y la preocupación política

Edición 2016 Suscriptores
Las izquierdas vuelven a salvar a Francia de la marea negra

La última trinchera

Sobre los frentes populares y el apoyo al mal menor

La decadencia de Occidente arrastra a las izquierdas

Edición 2014 Suscriptores
Las perspectivas electorales del Nuevo Frente Popular en Francia

Correr de atrás

Edición 2013 Suscriptores
Las elecciones en Francia y la granada fallida de Macron

Los dos gallos