Política Suscriptores

Todo por la camiseta

La AUF ya tenía muy avanzada la renovación del contrato con Tenfield para que Puma siguiera vistiendo a las selecciones nacionales de fútbol, pero una oferta de Nike –acercada por los jugadores a través de una empresa– cambió el escenario y abrió una fisura en la relación entre los clubes y la empresa de Casal.

Alejandro Balbi, Wilmar Valdez y Rafael Fernández al finalizar la asamblea de clubes, el martes 22 de agosto / Foto: Dante Fernández

Otra vez de golpe. Como sucede casi siempre en la Asociación Uruguaya de Fútbol (Auf). Mientras se negociaba la renovación con la empresa Puma para vestir a las selecciones nacionales llegó una oferta de Nike y la piola se volvió a tensar entre “la empresa” (Tenfield) y el dueño del circo, Francisco “Paco” Casal, los clubes y el ejecutivo de la Auf. Según trascendió, Nike ofreció un contrato de 24,5 millones de dólares por siete años, lo que equivale a 3,5 millones de dólares al año, y Puma un contrato por dos años de 1,5 millones de dólares, es decir, 750 mil dólares al año.

LA PUJA. En una asamblea concurrida –aunque menos tensa que la que decidió la caída del ejecutivo de Bauzá hace algunos años– los clubes aceptaron la propuesta de Nike por diez votos a favor y nueve en contra. A fa...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente