Un triunfo de la campaña de boicot

La firma británica G4S, la compañía de seguridad más grande del mundo, anunció que venderá la mayor parte de sus negocios en Israel como consecuencia de las presiones ejercidas por la campaña Bds (Boicot, Desinversiones y Sanciones). La firma, que gestiona prisiones israelíes en las que están encerrados presos palestinos no sometidos a juicio que han denunciado torturas sistemáticas, dijo que está sufriendo daños en su reputación por seguir operando en ese país.

La firma británica G4S, la compañía de seguridad más grande del mundo, anunció que venderá la mayor parte de sus negocios en Israel como consecuencia de las presiones ejercidas por la campaña Bds (Boicot, Desinversiones y Sanciones). La firma, que gestiona prisiones israelíes en las que están encerrados presos palestinos no sometidos a juicio que han denunciado torturas sistemáticas, dijo que está sufriendo daños en su reputación por seguir operando en ese país. Rafeel Ziadah, integrante del Comité Nacional del Bds en Palestina, comentó tras el anuncio: “Hemos tenido éxito en presionar a una de las mayores corporaciones para vender uno de sus negocios clave en Israel. Nuestra campaña, coordinada globalmente, ha tenido un impacto real. Vamos a seguir haciendo campaña hasta que G4S acabe toda su implicación con la violación de derechos humanos en Palestina”. Otras tres grandes empresas multinacionales, Veolia, Orange y la irlandesa Crh, ya se habían ido de Israel el año pasado también como producto de la campaña, a la que han adherido además unas cincuenta ciudades del mundo entero. “Algunos gestores de fondos de inversión están reconociendo que su responsabilidad fiduciaria les obliga a deshacerse de corporaciones internacionales o israelíes y bancos que están involucrados en las continuas violaciones de la ley internacional por parte de Israel”, dijo Ziadah, citado por la publicación digital española Diagonal. “No todos los días los defensores de derechos humanos consiguen que una gran multinacional como G4S finalice su participación en serias violaciones de derechos humanos a través de una presión estratégica de base y continuada. El Bds claramente está funcionando, y otras, otras multinacionales implicadas, como HP y Alstom, deben tomar nota”, declaró a su vez Guman Mussa, coordinador para el mundo árabe del Comité Nacional del Bds en Palestina.

G4S mantendrá de todas maneras su participación en Policity, el principal centro de entrenamiento de la policía israelí, con lo cual su retirada de ese país no será total.

Artículos relacionados