Política Suscriptores

Un gobierno mesurado

No le sorprende que la popularidad de su hermano sea más baja que en su primer mandato. El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, dice que el país es otro, muy distinto y mejor al de 2005, las necesidades de la gente son diferentes y el actual es un gobierno “mesurado”. Y luego arriesga: las políticas de seguridad no son de izquierda ni de derecha, son “objetivas” y se hacen con criterio científico.

Foto: Juanjo Castell

—Usted ha hablado de la “feudalización” de la delincuencia en zonas del país. ¿Dónde se dan esos fenómenos y qué alcance tienen?

—El fenómeno de feudalización o focalización de formas de delincuencia en algunos barrios se da de forma más o menos incipiente, porque no se ha podido desarrollar. La mayor cantidad de los delitos registrados se cometen entre una o varias personas y no están a cargo de una organización mayor. En los últimos cinco años hemos estado haciendo un registro sistemático de dónde se cometen los delitos, sobre todo en el área metropolitana, y les llamamos los puntos calientes. En función de la información que hemos estado trabajando logramos confeccionar lo que llamamos el corredor del delito. Llegamos a la conclusión de que, si dividimos Montevideo en cuadraditos, en...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente