Ante la muerte de Mitil Ferreira: Un militante sindical uruguayo y latinoamericanista - Semanario Brecha
Ante la muerte de Mitil Ferreira

Un militante sindical uruguayo y latinoamericanista

ARCHIVO DE AQUÍ Y OPCIÓN, CENTRO DE DOCUMENTACIÓN DEL INSTITUTO JUAN PABLO TERRA. S/D

Mitil fue obrero textil desde 1951. Tempranamente se incorporó a la militancia sindical en su fábrica y participó en la unificación y la fundación del Congreso Obrero Textil (COT), en el que ocupó cargos de responsabilidad desde 1957 hasta 1990; ese año renunció a su secretariado por decisión propia ante un cúmulo de responsabilidades en los frentes social y político.

Como delegado del COT participó en el Congreso del Pueblo y en los primeros congresos de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT). En su intensa militancia sindical textil, mientras participaba en un conflicto con ocupación de la fábrica Hitesa, en 1969, fue salvajemente herido por una bomba de gas arrojada por la Guardia Metropolitana, a causa de lo cual perdió una vista y parte de la cara. Su compromiso militante en las luchas por los derechos de la clase trabajadora se mantuvo firme durante toda su vida.

Estuvo vinculado a Acción Sindical Uruguaya (ASU) desde su fundación, en 1960, de la que llegó a ser presidente o secretario general durante 20 años, tiempo en el que le tocó afrontar los años más duros de la dictadura. ASU, en ese tiempo de resistencia, junto con AEBU, fueron auténticas «boyas en la noche» ante la represión del régimen dictatorial, como lo caracterizó un historiador del movimiento sindical de la época. En ocasión de la definición y la manifestación pública por el No ante el proyecto de reforma constitucional, ASU convocó a sus adherentes y a la ciudadanía a rechazar el proyecto de la dictadura.

Cuando la dictadura aprobó la ley conocida como de asociaciones profesionales, Mitil lideró el apoyo a los núcleos de trabajadores en decenas de lugares de trabajo para reorganizar los sindicatos clasistas usando ese marco legal, pronto desbordado por la amplísima participación gremial, expresada en la organización del acto del 1.o de mayo de 1983 y la fundación del PIT, de la que fue un impulsor fundamental.

Participó personalmente y representando a ASU en el movimiento sindical latinoamericano y en la creación de la Central Latinoamericana de Trabajadores (CLAT), donde fue asumiendo diversas responsabilidades de conducción y elaboración de definiciones políticas fundamentales, especialmente la de impulsar el desarrollo de un movimiento de trabajadores y trabajadoras latinoamericano y de liberación.

Mitil también participó activamente en la política nacional en los tiempos que siguieron al restablecimiento de la democracia en el país, desde 1985. Fue diputado por la Democracia Cristiana (Frente Amplio), lugar desde el que expresó una voz obrera que reivindicó el protagonismo de la clase trabajadora en la sociedad uruguaya, con la presentación de varios proyectos de ley cuando le tocó actuar en la Cámara de Representantes.

Recordar a Mitil Ferreira es evocar su trayectoria como militante, su compromiso con el movimiento sindical uruguayo y con el impulso a una concepción del humanismo cristiano, su dedicación a mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y las trabajadoras y el impulso concreto de la solidaridad internacional, desde la CLAT y la Confederación Mundial de Trabajadores, para la ayuda a compañeros presos, destituidos, exiliados o clandestinos.

También es reconocer al dirigente forjador de unidad, aquel que en toda circunstancia privilegió las organizaciones clasistas y unitarias y repudió todo intento de amarillismo o división de la CNT. Así lo expresa quien fuera reconocido como líder del movimiento sindical textil y nacional, Héctor Rodríguez, de quien fue amigo y compañero de lucha, en el prólogo del libro Historia del movimiento sindical uruguayo. La vida de ASU: «Quedó atrás el tiempo en que se temía que las discusiones francas y constructivas debilitaran a los movimientos sociales o políticos, surgidos de la entraña popular: ellas han contribuido y contribuirán a su fortalecimiento».

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero

Edición 2007 Suscriptores
La denuncia falsa contra Yamandú Orsi tiene varias preguntas sin responder

Operación caída

Edición 2006 Suscriptores
Plebiscito: una cuña entre el Frente Amplio y los movimientos sociales

Nos habíamos amado tanto

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2001 Suscriptores
El abordaje de la denuncia contra Olmos y las controversias dentro del Frente Amplio

La conducta política