Un paquetito licuado – Brecha digital
Edición 1539 Suscriptores

Un paquetito licuado

Con las obras de la regasificadora paralizadas por la crisis de la constructora brasileña Oas, unos mil obreros uruguayos llevan tres meses reclamando por salarios e indemnizaciones impagos. Aunque el sayo le quepa al poderoso consorcio extranjero que está al frente del proyecto (Gnls), los reclamos también se dirigen hacia el Estado.

Foto: Juanjo Castell

Con las obras de la regasificadora paralizadas por la crisis de la constructora brasileña Oas, unos mil obreros uruguayos llevan tres meses reclamando por salarios e indemnizaciones impagos. En paralelo, un puñado de proveedores locales advierten que están al borde de la bancarrota. Aunque el sayo le quepa al poderoso consorcio extranjero que está al frente del proyecto (Gnls), los reclamos también se dirigen hacia el Estado. No sólo por el impacto social, sino por las incertidumbres que despierta la garantía soberana que extendió cuando en 2013 firmó el contrato con el concesionario. La oposición teme que el caso termine en un litigio internacional y que sea el Estado, otra vez, el que pague los platos rotos. Desde el oficialismo, en cambio, aseguran que con este contrato el país está “bl...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Pedro Aznar en Montevideo

El hilo que nos une

Cultura Suscriptores
Ficción uruguaya en el IV coloquio de GESTA

De la pantalla a la palabra

Cultura Suscriptores
Centenario del Ulises de Joyce

Héroe inconquistado

Edición 1924 Suscriptores
Detrás del sabotaje a los gasoductos en el Báltico

Guerra permanente

Edición 1924 Suscriptores
Salto adelante del bolsonarismo en Brasil

Comprender o condenar