Hay una luz que nunca se apaga - Brecha digital
Cultura Suscriptores

Hay una luz que nunca se apaga

En memoria de Andy Spark

Andy Spark / Foto: Rafael Sanz

A tres años de la muerte de este DJ, performer, agitador y militante por la diversidad –y de cuanta causa justa que lo necesitara–, recordar su impronta es más necesario que nunca.

La mejor semblanza de quien se llamó Andrés Baute en su acta de nacimiento y Andy Spark por elección no se escribió en un medio de prensa, sino en un blog de gente que escucha discos.1 Era abril de 2015 y Andy Spark había muerto hacía menos de un mes. Un año y medio después, Federico de los Santos, el autor de aquella semblanza, también moría. Así es acá.

Mayoritariamente conocido en los círculos Lgbt, pero no únicamente, Spark había sido DJ en Alexander Disco Pub, pero también organizaba las fiestas electrodark, en las que mezclaba synth pop con gótico, post punk con industrial y siempre algún toque new r...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Con el coeditor del nuevo vinilo doble Musicasión 4 ½

Esa música y nada más

Cultura Suscriptores
Reedición argentina en vinilo de Musicasión 4 ½

Hostia bendita

Cucú Rapé y María Viola

La nueva llama